Dramática Navidad por agresión contra el Papa

Las fiestas navideñas tuvieron un inicio dramático cuando una mujer agredió al Papa el jueves en el Vaticano, aunque Benedicto XVI apareció el viernes aparentemente en buena salud para impartir su bendición Urbi et Orbi desde el balcón de la basílica de San Pedro.

Las fiestas navideñas tuvieron un inicio dramático cuando una mujer agredió al Papa el jueves en el Vaticano, aunque Benedicto XVI apareció el viernes aparentemente en buena salud para impartir su bendición Urbi et Orbi desde el balcón de la basílica de San Pedro.En su mensaje, el pontífice instó a la solidaridad con los emigrantes forzados a abandonar sus países "a causa del hambre, la intolerancia o el deterioro ambiental" y llamó a Honduras, donde en julio se produjo un golpe de Estado, a "retomar el camino institucional".El Papa parecía sereno y en buena salud, tras la agresión que sufrió el jueves antes de la Misa de Gallo, cuando una mujer, Susanna Maiolo, una ítalo-suiza de 25 años, "aparentemente desequilibrada", saltó la barrera de seguridad, lo tomó por el cuello y lo derribó.Pero Benedicto XVI, de 82 años, resultó ileso y pudo celebrar la eucaristía que excepcionalmente comenzó a las 22H00 locales (21H00 GMT), en vez de medianoche, para evitarle fatigas en estas fechas de muchos compromisos.El incidente también provocó la caída del cardenal francés Roger Etchegaray, de 87 años, que se quebró un fémur.En la Misa de Gallo, Benedicto XVI denunció "el egoísmo, tanto el colectivo como el individual", que "nos mantiene prisioneros de nuestros intereses y de nuestros deseos, que se oponen a la verdad y nos separan los unos de los otros".En Belén, ciudad natal de Jesús según los Evangelios, miles de cristianos palestinos y extranjeros celebraron la vigilia de Navidad, empañada como todos los años por las restricciones provocadas por la ocupación israelí.La Misa de Gallo fue celebrada por el Patriarca latino de Jerusalén, Fuad Twal, en la iglesia franciscana de Santa Catalina, contigua a la basílica de la Natividad donde, según la tradición cristiana, nació Jesús.Twal evocó, en presencia del presidente palestino, Mahmud Abas, "una tierra que sufre y espera", y llamó a israelíes y palestinos a tratarse con respeto mutuo.En plena celebración de Navidad, dos obispos irlandeses anunciaron este viernes que presentaron su dimisión al Papa, sumándose a la renuncia de otros dos religiosos, a raíz de un informe que acusa a la Iglesia católica de haber encubierto a obispos pedófilos que abusaron por años de decenas de niños en la región de Dublín.En su primer mensaje navideño, el presidente estadounidense, Barack Obama, y su esposa, Michelle, rindieron homenaje a los soldados que, "lejos de sus familias", "arriesgan sus vidas para proteger las nuestras".Estados Unidos libra actualmente dos guerras, en Irak y Afganistán, contra los islamistas talibanes.A su vez, la reina Isabel II rindió homenaje a los soldados del Reino Unido y de la Commonwealth desplegados en Afganistán, a la vez que subrayó que el año 2009 había sido "difícil" para mucha gente debido a la crisis económica.El presidente afgano, Hamid Karzai, deseó el jueves una feliz Navidad a las fuerzas extranjeras destacadas en su país -113.000 efectivos, a los que se sumarán pronto los 30.000 anunciados recientemente por Obama y 7.000 de los aliados- y a los miembros de las organizaciones no gubernamentales que participan en la reconstrucción.Por su parte, los talibanes difundieron el viernes en internet un video del soldado estadounidense Bowe Bergdahl, capturado a fines de junio en Afganistán, en el cual el joven rehén declara que el conflicto corre el riesgo de "transformarse en un nuevo Vietnam".En Irak, los cristianos vivieron una vigilia de Navidad sumergidos en el temor a la violencia contra su confesión, la más antigua del país, víctima de una serie de atentados que en un mes dejaron cinco muertos y 45 heridos.El rey de España, Juan Carlos I, llamó en su mensaje navideño a los españoles a enfrentar unidos retos de primera magnitud, que van de la recesión económica que golpea al país al terrorismo y el cambio climático."Para afrontar estos retos, es preciso desplegar nuestras mayores capacidades, con una España sólida y cohesionada, en una Europa dinámica y solidaria. Los tiempos actuales nos reclaman tesón y fortaleza", advirtió el monarca.En tanto, en Venezuela, fiel a sus ideas de una revolución bolivariana en América Latina, el presidente venezolano, Hugo Chávez, exhortó a sustituir el "frenesí consumista" de regalos navideños para los niños por historias sobre "la patria y Simón Bolívar", héroe de la independencia del país.En Cuba, miles de estadounidenses de origen cubano pudieron sumarse a sus familiares en la isla gracias al reciente levantamiento de las restricciones sobre los viajes decidido por Obama.

Más noticias

0 Comentarios