Dosis intensas de paracetamol puede perjudicar la salud

El analgésico acetaminofén, paracetamol, es uno de los medicamentos más seguros y efectivos en el mercado pero una dosis intensa de paracetamol puede perjudicar al hígado y hasta colapsarlo.

Dosis intensas de paracetamol puede perjudicar la salud Dosis intensas de paracetamol puede perjudicar la salud

Dosis intensas de paracetamol puede perjudicar la salud

Se recomienda con frecuencia en vez de la aspirina, como un analgésico cotidiano, porque se digiere más fácilmente que otros analgésicos y se le considera seguro al ingerírsele con precaución.

El ejemplar de enero de Mayo Clinic Women’s HealthSource aborda lo mismo la fiabilidad y la máxima dosificación propuesta del acetaminofén.

Entre los medicamentos que no precisan receta, el paracetamol siempre se relaciona con la marca Tylenol. También se halla presente en otros productos para combatir jaquecas, síntomas de gripa y resfriado, problemas de sinusitis, insomnio artritis y calambres menstruales.

El acetaminofén también es un ingrediente activo en algunos analgésicos recetados, como preparados de oxicodona (Percocet) e hidrocodona (Vicodin). En recetas médicas, el acetaminofén figurará abreviado como “APAP”.

Con tantos medicamentos que contienen acetaminofén, es fácil ingerirlo en demasía sin advertirlo. La Food and Drug Adminstration ya contempla cambios que ayudarán a reducir el riesgo de sobredosis, las cuales son causa de 56,000 casos de urgencias médicas, 26,000 hospitalizaciones y 500 fallecimientos anuales en los EEUU.

Las propuestas son:

Disminuir la dosis diaria máxima a 2,600 mg. Hasta el momento, la dosis diaria máxima recomendada es 4,000 mg. Sin embargo, las investigaciones señalan que 4,000 mg de acetaminofén diarias ya son tóxicas para algunos adultos.

Reducción de dosis. Muchos de los productos con acetaminofén sin receta contienen 500 mg por cápsula o tableta, y una dosis máxima no ha de exceder los 1,000 mg. Conforme a cifras propuestas, una tableta no debe contener más de 325 mg de paracetamol, y la dosis se procurará en un máximo de 650 mg.

Evitar recetar combinadamente medicinas, recetando narcóticos y acetaminofén por separado.

Los adultos que beben alcohol con frecuencia o que ya padezcan del higado, pudieran resentir los efectos del paracetamol. Las señales y síntomas iniciales incluyen pérdida de apetito, náusea y vómito- que pueden  con facilidad tomarse como propias de gripe u otros padecimientos. Sin embargo, en pocos días los dolores de hígado pueden complicarse, hasta colapsarse. Los síntomas indicadores de urgente atención médica incluyen tonalidad amarillenta de ojos y piel, blandura en abdomen alto, y desorientación o confusión. Las fallas hepáticas causadas por paracetamol pueden ser mortales. Casi siempre pueden tratarse dichos males con los medicamentos correspondientes para revertir los efectos tóxicos del acetaminofén. 

Más noticias

0 Comentarios