Dirigentes agrícolas argentinos temen nacionalización de comercio de granos

Líderes de patronales agropecuarias que abrieron esta semana el diálogo con el Gobierno argentino tras casi un año de conflicto a raíz de la política fiscal, se mantenían el viernes en alerta ante rumores de estatización del comercio exterior de granos y carnes, en un país que es proveedor mundial de alimentos."La medida excede a la imaginación de cualquiera de nosotros y (en caso de aplicarse) va a ser resistida fuertemente por el sector agropecuario", dijo a la prensa el dirigente rural Hugo Biolcati, miembro de la llamada Mesa de Enlace, que nuclea a unos 250.000 agricultores.La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, que nuclea a productores de la rica Pampa Húmeda, en el corazón sojero del país, rechazó en un comunicado la "posible estatización del comercio granario", al considerarlo "un pernicioso retroceso en la actividad comercial sectorial".La prensa argentina informó el viernes que el Gobierno analiza un proyecto para estatizar las ventas externas de granos y carnes, en un escenario de fuerte caída de exportaciones alimentarias por menor demanda y baja de precios de materias primas agrícolas, lo que impacta negativamente en la recaudación.El proyecto centralizaría en un organismo del Estado la adquisición de toda la producción agrícola, que luego se distribuiría para abastecer el mercado interno y vender los saldos exportables al extranjero, según dijeron a la prensa fuentes oficiales, que mantuvieron el anonimato.Dirigentes rurales creen que el Gobierno sacó a la luz esa medida para forzar la exportación de un saldo de granos de la campaña anterior, que las autoridades calculan en 9 millones de toneladas, pero los productores estiman por debajo de las 5 millones de toneladas.Los productores mantienen esos granos en silos a la espera de una mejoría en los precios o una reducción de los derchos de exportación, que reclaman a Kirchner."Vamos a preguntarle al Gobierno que hay de cierto con este proyecto. Hay mucho desconcierto entre los productores", dijo el líder agrario Eduardo Buzzi, otro integrante de la Mesa de Enlace que el próximo martes mantendrá una nueva reunión con autoridades en el marco de la tregua declarada esta semana.El conflicto con el agro estalló en marzo pasado cuando el gobierno impulsó un proyecto para aumentar los tributos a las exportaciones de granos, en especial la soja, principal cultivo de Argentina, que fue finalmente rechazado por el Parlamento.

Más noticias

0 Comentarios