Dinamarca es considerado el país de la felicidad

A decir de sus habitantes, y según varios estudios internacionales, Dinamarca es el país de la felicidad.

¡Bienvenidos a Dinamarca! Un país donde el tiempo no es muy bueno, se hace de noche a las tres de la tarde durante los largos meses de invierno y se pagan muchísimos impuestos… Y sin embargo, si se le pregunta a los daneses si son felices esto es lo que contestan: “¡Sí, siempre felices! // Sí somos felices // Cada mañana me levanto muy feliz // Sí. Sí, creo que somos muy felices.”

Y esto es así desde hace más de 30 años. Dinamarca encabeza todas las encuestas de reconocidas universidades para clasificar a los países según una escala de felicidad. Aunque los daneses tienen un concepto de la felicidad muy suyo.

Una filosofía ligada a la historia de Dinamarca. Antaño un gran imperio, perdió todas sus guerras desde hace 400 años y cuenta hoy con menos de cinco millones y medio de habitantes.

Los daneses son quizá globalmente menos exigentes, pero aún así tienen motivos para estar satisfechos. Próspero pequeño país, Dinamarca es también uno de los más igualitarios del mundo. A cambio de una fuerte presión fiscal, aquí todo es gratuito: salud, colegio, universidad… Y aunque es muy fácil ser despedido, las prestaciones por desempleo son muy elevadas y es fácil volver a encontrar trabajo. El país tiene menos de 3,5% de desempleados.

Los daneses confían en su Estado y sobre todo confían los unos en los otros. Una herencia de sus ancestros vikingos que debían poder confiar en sus compañeros de abordo durante sus largas estancias en el mar.

Más noticias

0 Comentarios