Detectives tras responsables de masacre en Las Cruces Bowl

20 años después continúan las investigaciones sobre el crimen que privara de la vida a 4 personas

Detectives tras responsables de masacre en Las Cruces Bowl Detectives tras responsables de masacre en Las Cruces Bowl

Detectives tras responsables de masacre en Las Cruces Bowl

A veinte años de la masacre cometida en el boliche de Las Cruces conocido como “Las Cruces bowl”, en el que cuatro personas perdieran la vida y otras tres resultaran heridas, la autoridades continúan la búsqueda de los responsables de los sangrientos hechos.Fue el 10 de febrero de 1990, alrededor de las 8 de la mañana cuando la policía acudió a Las Cruces Bowl, ubicado en la avenida Amador, luego de que una menor de 12 años, identificada como Melissia Repass llamara al 911 para reportar que ella y otras 6 personas acababan de ser baleadas al estilo de una ejecución.Dentro del inmueble los oficiales encontraron a 3 víctimas casi muertas: Steven Teran de 26 años, su hija Paula Holguín de 6 años y una jovencita de 13 años identificada como Amy Hauser. También encontraron a una menor de 2 años de edad, Valerie Teran, hija de Steven Teran, luchando por sobrevivir pero, aunque fue trasladada de inmediato al hospital, murió poco después de su llegada.Las heridas durante el tiroteo fueron Repass, su madre Stephanie Senac de 34 años, y Ida Holguín de 33 (ninguna relación con la niña Paula). Ellas fueron llevadas al hospital y sobrevivieron el ataque.Teran era empleado del boliche y ese día llego al lugar con sus dos hijas, quienes permanecerían en la guardería dentro del establecimiento. Las dos adolescentes, Repass y Hauser, supervisarían a las niñas en la guardería del lugar mientras Stephanie Senac trabajaría en el boliche propiedad de su padre. Ida Holguín era cocinera del lugar.Cuando Teran arribó al edificio con sus dos hijas, se cree que fue confrontado por uno de los sospechosos quien los amago en la oficina del lugar en donde ya se encontraban las otras personas.Tras abrir la caja de seguridad y extraer un estimado de 5 mil dólares, los dos sospechosos abrieron fuego contra las víctimas e intencionalmente dispararon a la oficina en lo que, se cree, un intento por destruir la evidencia.Severamente herida la menor Repass llamó al 911 para dar los detalles de lo que había ocurrido.“Todavía creemos que hay alguien que tiene información adicional clave, un pequeño pedazo de información, que puede ayudarnos a resolver el caso” dijo el Detective de la Policía a cargo, Mark Myers. “Alguien conoce a algún familiar, o amigo, o a alguien que quizá comenzó a actuar diferente después de que ocurriera este crimen. Quizá ellos conocen a alguien que abandonó la ciudad, o sorpresivamente tuvo una cantidad de dinero inexplicable, en los días o semanas siguientes al crimen”.El detective afirma que cualquier detalle por insignificante que parezca es muy importante y que desean escuchar de ello.El sospechoso de mayor edad fue descrito alrededor de los 40 años, midiendo 5’5” de altura, complexión mediana y peso entre las 160 a 180 libras. El sospechoso más joven se describió alrededor de los 28 años, midiendo entre 5’6” y 5’8”, complexión mediana y pesando alrededor de 190 libras. Actualmente el primer sospechoso debe estar alrededor de los 60 años y el segundo alrededor de los 50. Ambos fueron descritos en un inicio como hombre negros, pero los detectives creen que eran hispanos con tez oscura. Ambos hablaban perfecto inglés.Existen retratos hablados del momento y actualizados y la policía pide a cualquier persona con algún tipo de información que llame al (575)528.4222. O si desea hacerlo de forma anónima al (575)526.8000 o 1.800.897.2746.

Más noticias

0 Comentarios