Despidos en el sector privado de EEUU se reducen, pero menos de lo previsto

La pérdida de empleos en el sector privado estadounidense sigue reduciéndose, pero a un ritmo más lento que lo previsto, según los resultados del sondeo realizado por el gabinete ADP publicado este miércoles, en vísperas de un foro en la Casa Blanca sobre creación de empleos.

La pérdida de empleos en el sector privado estadounidense sigue reduciéndose, pero a un ritmo más lento que lo previsto, según los resultados del sondeo realizado por el gabinete ADP publicado este miércoles, en vísperas de un foro en la Casa Blanca sobre creación de empleos.La supresión de puestos de trabajo descendió por octavo mes consecutivo en noviembre, en más de 13% en relación a octubre, indicó el gabinete de recursos humanos ADP en su estudio mensual.El número de despidos netos destacado por ADP (169.000) es sin embargo más elevado que el esperado por los analistas, que lo situaban en 150.000.Según ADP, el sector de servicios --que representa más de 85% del empleo no agrícola en Estados Unidos-- perdió levemente más puestos en noviembre que en octubre (81.000 contra 79.000). En octubre había pasado algo similar.El estudio señala además que la economía de Estados Unidos aún no encuentra su dinamismo: cerca de tres cuartos de los despidos netos de noviembre se produjeron en las pequeñas y medianas empresas (de menos de 500 empleados), que son la fuerza motriz de la creación de empleos.El ritmo de supresión de empleos se desaceleró levemente en las empresas de menos de 50 empleados. Esto es alentador, en la medida que éstas son las más dinámicas (este tipo de empresas creó entre un tercio y 40% de los nuevos puestos en los dos períodos anteriores de expansión económica), pero las empresas medianas registraron más despidos que en octubre.Las PME son afectadas de lleno por la crisis del crédito que limita el desarrollo de estas empresas y en consecuencia, "serán muy lentas en reanudar sus contrataciones", estimó Ian Shepherdson, del gabinete de economistas HFE.En el marco de las medidas qeu el Congreso y el gobierno consideran para ayudar a las PME a contratar nuevos empleados, el presidente Barack Obama recibirá el jueves a eminentes empresarios, entre ellos los ejecutivos de Google y de Disney, Eric Schmidt y Bob Iger, premios Nobel de Economía: Joseph Stiglitz y Paul Krugman, así como líderes sindicales.Obama quiere "escuchar al sector privado, conocer sus ideas y saber cómo ve la economía", dijo su portavoz Robert Gibbs el lunes. "El presidente no cree que el sentido común sea privativo de Washington, él será el primero en admitirlo", agregó. La encuesta de ADP da una primera aproximación sobre la evolución mensual del empleo en Estados Unidos antes de la publicación el viernes de los datos oficiales del mes por parte del departamento de Trabajo, tanto sobre el sector privado como público.Los analistas prevén que el informe dará cuenta de 120.000 despidos netos en noviembre (luego de 190.000 en octubre), con una tasa de desempleo estable en 10,2%, su nivel más alto desde junio de 1983.En sus últimas previsiones publicadas el 24 de noviembre, la Reserva Federal (Fed) adelantó que el desempleo podría comenzar a bajar a partir de enero. Sin embargo, para ADP el empleo debería "continuar bajando todavía durante algunos meses al menos".De todos modos, la Fed prevé que el descenso del número de desempleados será particularmente lento y que el desempleo podría ser superior a 8% todavía en 2012, "nivel que en otros tiempos habría sido considerado catastrófico", escribió recientemente Paul Krugman en un artículo de opinión.

Más noticias

0 Comentarios