Denuncian a soldados por "tratos crueles" contra civiles en El Salvador

El ombudsman salvadoreño, Oscar Luna, ha recibido denuncias de violaciones de los derechos humanos, que lindan con "tratos crueles", perpetrados por soldados que desarrollan labores de seguridad pública y que traen a la memoria pasajes oscuros de la guerra civil.

El ombudsman salvadoreño, Oscar Luna, ha recibido denuncias de violaciones de los derechos humanos, que lindan con "tratos crueles", perpetrados por soldados que desarrollan labores de seguridad pública y que traen a la memoria pasajes oscuros de la guerra civil."Son varios casos, no son simples actos de agresión, esto de conformidad con el derecho internacional (y) de los derechos humanos se trata de tratos crueles, inhumanos y degradantes", aseguró en una rueda de prensa el procurador de Derechos Humanos.Desde el pasado 6 de noviembre la Fuerza Armada, por mandato del presidente Mauricio Funes, sacó a las calles a un nuevo contingente de 2.500 soldados -que se sumaron a otros 1.600 que ya patrullaban- y que fueron desplegados en los 19 municipios del país más afectados por la violencia y la delincuencia.El despliegue del ejército en las calles ha reducido la criminalidad, que bajó de una media de 14 asesinatos diarios a 10, según el ministro de Defensa, general David Munguía Payes.Este martes, Luna señaló que la institución "ha mantenido un monitoreo constante" sobre el trabajo de los soldados en contra de la violencia delincuencial.El procurador indicó que la institución ha abierto casi una veintena de investigaciones por hechos que constituyen acciones violatorias de los derechos fundamentales de las personas por parte de militares.Entre esos casos se registran varios referidos a detenciones no justificadas de personas que, además, han sido golpeadas con los fusiles por los soldados y luego dejadas en libertad.También se han registrado casos de detenciones de civiles que han sido golpeados, amarrados y luego presentados a la policía sin haber cometido ningún ilícito.Según Munguía Payes, desde que se incrementó el número de soldados que patrullan las calles armados con sus fusiles de asalto M-16 han logrado efectuar el arresto de más de un centenar de personas en el momento en que cometían algún hecho delincuencial, y los mismos fueron entregados a la policía para que fueran presentados ante tribunales de justicia.En la época de la guerra civil (1980-1992), que dejó 75.000 muertos y 7.000 desaparecidos, eran comunes los casos de arrestos injustificados o casos de tortura por parte de los cuerpos de seguridad y el ejército."Esto es muy delicado porque pareciera que se está volviendo a hechos que sucedieron en el pasado y ya casi estamos en presencia de lo que conocemos como tortura y por eso hago un llamado para que se ponga atención en estos casos que suceden e instruya a los miembros del ejército a guardar la compostura", dijo Luna.El ombudsman reconoció la necesidad de la población de más seguridad ante la ola de violencia delincuencial, pero dijo que "tampoco queremos una seguridad que se exceda".En 2008 el total de asesinatos registrados en el país fue de 3.179, una cifra que ya ha sido superada en once meses del año 2009 con más de 4.000.

Más noticias

0 Comentarios