Denuncia peruana de espionaje quiere mostrar a Chile como agresor

Detrás de la acusación de espionaje por parte de Perú existe una campaña para dañar la imagen de Chile y mostrarlo como "un país belicista y agresor", denunciaron este lunes políticos chilenos de todas las tendencias.

Detrás de la acusación de espionaje por parte de Perú existe una campaña para dañar la imagen de Chile y mostrarlo como "un país belicista y agresor", denunciaron este lunes políticos chilenos de todas las tendencias."Es una estrategia comunicacional concertada de Perú para crear la sensación de que Chile es un país belicista y agresor", dijo a la prensa el senador oficialista Jorge Pizarro, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado.El jueves se conoció la detención de un oficial de la Fuerza Aérea Peruana (FAP), Víctor Ariza, acusado de espiar para Chile, y el gobierno de Lima reaccionó expresando su fuerte molestia el viernes.Chile negó tajantemente el espionaje, pidió prudencia a Perú y deslizó sospechas de que ese país escogió el momento para hacer pública la denuncia, ya que medios de prensa expresaron que la captura del militar peruano ocurrió el 30 de octubre y se conoció dos semanas después, en vísperas de la reunión del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), en Singapur, al que asistieron el presidente peruano, Alan García, y la mandataria chilena, Michelle Bachelet."Forma parte de una estrategia (peruana) que han impulsado desde hace tiempo con el fin de sostener su demanda o pretensión de límites marítimos en La Haya", agregó Pizarro, en alusión a la demanda que Perú planteó en contra de Chile en ese tribunal en enero de 2008 y que es rechazada por Santiago. "Hemos advertido desde hace tiempo, la existencia de esta estrategia que está lejos de terminar. Por el contrario, Perú va a continuar generando uno y mil incidentes donde Chile siempre aparece como un país agresor, lo que va resintiendo la imagen del país", señaló el senador derechista Sergio Romero.La tesis de los legisladores es apoyada por el analista internacional y ex diplomático chileno José Rodríguez Elizondo, quien dice que Perú tiene "la inquietud de que Chile no vaya a cumplir el fallo una vez que sea derrotado en La Haya".Otro propósito de esa estrategia es "fortalecer las fuerzas militares peruanas, bloquear el desarrollo de la fuerza militar chilena y convocar a una opinión pública regional y mundial para que haga causa común a favor de Perú", agregó el analista.Para el senador Pizarro "la verdadera molestia de Perú fue la autorización de compra de material militar de parte de Estados Unidos hacia Chile".El jueves, poco antes de conocerse de la detención de Ariza, acusado de espiar en favor de Chile, el ministro de Defensa chileno, Francisco Vidal, confirmó la intención de adquirir armas por 665 millones de dólares en Estados Unidos.El momento en que se hizo pública la denuncia levantó sospechas en las autoridades chilenas sobre un intento de Perú de empañar la participación de Chile en APEC."A veces demasiadas coincidencias no nos permiten ver las cosas como hechos casuales", dijo el canciller Fernández el domingo en Singapur.Pero el presidente del Consejo de Ministros de Perú, Javier Velásquez Quesquén, negó esta acusación: "de ninguna manera vamos a aceptar que un hecho concreto, donde el gobierno chileno tiene que dar explicaciones por ser una acción ofensiva e inamistosa, se pueda responder con especulaciones", dijo en Lima.El canciller chileno regresó este lunes a Santiago, tras su participación en APEC y agendó de inmediato una reunión con el vicecanciller Alberto van Klaveren y el embajador de Chile en Perú, Fabio Vío.Bachelet regresará a Chile el martes, tras participar en Roma de una reunión de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Más noticias

0 Comentarios