Dejó Ciudad Juárez por temor a perder la vida

El periodista mexicano Jorge Luis Aguirre consiguió asilo político en los Estados Unidos.

En el año 2008, una llamada telefónica anónima alertó al periodista Jorge Luis Aguirre de ser el próximo en la lista de una serie de asesinatos en Ciudad Juárez. El temor a que esta amenaza se cumpliera lo llevó junto con su familia  a abandonar el país azteca y solicitar asilo en este país. 

En Estados Unidos, tuvo que comenzar su vida desde cero. A las dificultades económicas, se unió el conflicto emocional puesto que en esta etapa, Jorge Luis pasó junto a su esposa un encierro de tres meses.

El miedo estuvo rondando en llamadas telefónicas, correos en los que recibía amenazas, y todo lo fue superando estando sumergido en la religiosidad, asistiendo a un monasterio.

Ya en Estados Unidos y con visa de periodista, Aguirre buscó la ayuda de un par de abogados que prácticamente, según él, le dieron la espalda para realizar la petición ante un tribunal.

Fue ahí cuando su hijo mayor le mencionó una posibilidad de gestionar el asilo político, pero ahora por cuenta propia atraves de una petición. Y sucedió lo que nadie antes había conseguido.

"Al final mi hijo se encargó de todo el papeleo e hicimos una caja que contenía todos los documentos que incluían amenazas y toda la historia y la mandamos a Houston, y en 5 meses me contestaron y nos dieron el asilo político”, señaló Aguirre.

Fue entonces que Aguirre sentó entonces un precedente para los periodistas internacionales, pero sobre todo, para los mexicanos, ya que fue el primero  en conseguir  el asilo político, como lo menciona él, sin la ayuda de un abogado y en un tiempo que ha superado la espera para el otorgamiento del asilo.

Ejercer el periodismo en México es tarea arriesgada estos días en México. Desde el año 2000, más de 58 periodistas han muerto y 9 permanecen desaparecidos.

Según Aguirre, el enemigo número uno para los periodistas en México es el propio gobierno y sus políticos al querer evitar que se afecten su futuro y aspiraciones.

El hecho de combatir la delincuencia y el narcotráfico es una lucha de poderes que encabeza el propio presidente de la República, Felipe Calderón, en donde Chihuahua se vendió al crimen organizado en los últimos seis años.

Jorge Luis Aguirre manifiesta que hay tres factores que realmente permirtirían que llegue la paz a Ciudad Juárez. Estos son: el  rescate del gobierno, el estado de derecho y la justicia. Y señala que mientras no sean atacados los "narco-políticos" empeorará la situación.

Más noticias

0 Comentarios