Decisión de Brasil sobre la compra de aviones caza es "estratégica y política"

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, reafirmó el jueves en París que la decisión final sobre la compra de aviones de combate por parte de Brasil será adoptada por el gobierno que integra pues es "una decisión estratégica y política".

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, reafirmó el jueves en París que la decisión final sobre la compra de aviones de combate por parte de Brasil será adoptada por el gobierno que integra pues es "una decisión estratégica y política".Amorim mantuvo un almuerzo de trabajo con el consejero diplomático de la presidencia francesa, Jean David Levitte, con quien habló sobre la "profundización de la relación franco-brasileña" y en cuyo transcurso dedicaron "cinco minutos" al Rafale, indicó a la AFP una asesora de prensa del canciller brasileño."Francia manifestó su interés. El ministro vio un interés natural y no vio preocupación" de parte francesa, precisó la misma fuente al término del encuentro.El canciller "repitió que es una decisión del gobierno brasileño y que es una decisión estratégica y política", puntualizó esa asesora de prensa.El diario Folha de Sao Paulo afirmó el martes que tuvo acceso a un informe de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) según el cual prefiere el caza Gripen NG del constructor sueco Saab por ser más barato y por posibilidades comerciales mayores.Según Folha, la FAB prefiere en segundo lugar el F/A-18 Super Hornet del estadounidense Boeing y en tercer lugar el Rafale de la francesa Dassault.El Rafale, que hasta ahora no fue exportado por Francia, aspira a obtener esa millonaria licitación para venderle 36 aparatos a Brasil.La misma vocera de Amorim indicó que "no hay fecha definida para conocer oficialmente la decisión de la FAB" y aclaró que el "informe técnico" existente "todavía no fue entregado al gobierno".El miércoles, el ministro francés de Defensa, Hervé Morin, relativizó los "rumores" publicados por la prensa brasileña y defendió las virtudes del Rafale, al compararlo con "un Ferrari" y al Gripen "con un Volvo".El martes, la presidencia francesa dijo que estaba "serena" sobre el resultado de esta millonaria licitación por 36 aviones de combate.En septiembre pasado, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva expresó su preferencia por el Rafale pues Francia está dispuesta a transferir tecnología al gigante sudamericano.Brasil y Francia firmaron en septiembre un millonario contrato para la compra de submarinos y helicópteros.Amorim no tenía previsto reunirse con el presidente francés Nicolas Sarkozy, pero lo saludó por la mañana durante un coloquio titulado "Nuevo mundo, nuevo capitalismo", en el cual el mandatario galo mencionó la "alianza entre Brasil y Francia" y sostuvo que su país "quiere que los grandes países emergentes sean asociaciones a la gobernanza mundial"."¿Cuándo se hará la reforma de la ONU?" se preguntó Sarkozy que instó a "ampliar el número de miembros permanentes" para que África, Asia y América Latina estén representados.Brasil es uno de los más firmes aspirantes por América Latina.Amorim "coincidió" con Sarkozy en la "urgencia" de dicha reforma, precisó la portavoz brasileña, antes de indicar que durante el almuerzo con Levitte, ambas partes acordaron celebrar "consultas más regulares a nivel técnico" sobre los pasos a seguir tras la Conferencia sobre el clima de diciembre pasado en Copenhague.

Más noticias

0 Comentarios