Dakar-2010 con menos margen de error para los favoritos

Luego de una edición 2009 marcada más por el fervor popular que por el interés deportivo de un rally-raid, el Dakar-2010, cuya largada simbólica fue dada el viernes en Buenos Aires, se anuncia como una prueba donde los favoritos verán muy reducido su margen de error, tanto en la categoría de autos como en motos.

Luego de una edición 2009 marcada más por el fervor popular que por el interés deportivo de un rally-raid, el Dakar-2010, cuya largada simbólica fue dada el viernes en Buenos Aires, se anuncia como una prueba donde los favoritos verán muy reducido su margen de error, tanto en la categoría de autos como en motos.Unas 300.000 personas, según los organizadores, asistieron el viernes a la largada en las calles de la capital argentina pero la prueba comenzará a disputarse el sábado en un tramo ubicado entre las ciudades de Colón y Córdoba.La hegemonía en dos ruedas de KTM, que se adjudicó los ochos últimos Dakar, podría llegar a su fin. El español Marc Coma y el francés Cyril Despres, que dominaron la competición desde 2005 con dos victorias cada uno, largan a pesar de su experiencia con pequeña ventaja sobre sus rivales.El cambio de reglamentación operado, que ahora no permite mayor potencia que la generada por una moto de 450 cc, podría dar más armas a los rodados que antes luchaban contra las KTM de 690 cc.El francés David Frétigné (Yamaha), tercero en 2009 sobre un máquina de 450 cc, aparece con posibilidades de inquietar a los dos favoritos, así como Francisco 'Chaleco' López Contardo (Aprilia), gran esperanza de Chile, que tendría la chance de brillar ante su público.El holandés Frans Verhoeven, al mando de una BMW, y el francés David Casteu con Sherco, que también se jugaron a máquinas menos potentes y livianas, también estarían entre los pretendientes.La prueba asimismo se anuncia disputada en la categoría de autos. Volkswagen, el equipo a vencer después de 1-2 de 2009, formo un "dream-team" para este Dakar. El sudafricano Giniel de Villiers y el estadounidense Mark Miller, tendrán mucho trabajo si quieren reeditar su desempeño de 2009.En el seno de la escudería, Carlos Sainz y Nasser al-Attiyah, parecen más rápidos que ellos. Pero el español y el qatarí -ambos abandonaron en 2009 cuando eran líderes- tendrán que regular su ímpetu si pretenden alcanzar el lugar más alto del podio."El auto está aún mejor que el año pasado y los pilotos también", adelantó Kris Nissen, director de Volkswagen Motorsport.El responsable de desarrollo de VW, Ulrich Hackenberg, sostuvo confiado que "buscaría un nuevo trabajo" si VW no ganaba la prueba, según Nissen.Pero a pesar de la seguridad del equipo alemán un rival de fuste podría hacerles perder pie.BMW edificó una escudería fuerte alrededor del nueve veces campeón del Dakar (seis en moto y tres en auto), el francés Stéphane Peterhansel, a quien secundan su compatriota Guerlain Chicherit y el español Nani Toma.Robby Gordon, tercero en 2009 con Hummer, puede igualmente entreverarse en la pelea al igual que la escudería Stradale, nacida de Mitsubishi, que tiene como punta del lanza al portugués Carlos Sousa.Antes de soñar con la victoria, las 366 tripulaciones (136 coches, 153 motocicletas, 25 cuadriciclos y 52 camiones) tendrán que sortear los numerosos inconvenientes del camino, comenzando por las dunas de Fiambalá, el lunes durante la tercera etapa, y el desierto árido de Atacama que oficiará de juez y parte en la decisión final.

Más noticias

0 Comentarios