Cuidado con los suplementos nutricionales fraudulentos

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU alertó sobre la venta de falsos medicamentos, comercializados como suplementos nutricionales, que afirman curar enfermedades como sinusitis, pulmonía, bronquitis o resfrío común. Muchos de estos productos imitan las etiquetas de medicamentos disponibles en México y se comercializan específicamente en la comunidad hispana.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) está advirtiendo a los consumidores que no usen productos comercializados como suplementos nutricionales que afirman ser medicamentos contra enfermedades como infecciones del sistema respiratorio superior, sinusitis, pulmonía, bronquitis y resfrío común.

Las medicinas, para las que no se necesita prescripción, llevan nombres exactamente iguales a los de antibióticos conocidos y se han distribuido en Colorado, Delaware, Texas, Florida, California, Georgia y potencialmente, en otros mercados. Es posible que se vendan en diferentes negocios, incluidos pequeños negocios independientes dedicados a la comunidad hispana.

Los consumidores que usan estos productos quizá piensen que recibirán los beneficios de los medicamentos antimicrobianos (sustancias que matan o paran el crecimiento de patógenos como bacterias, virus y hongos), pero estos productos pueden o no contener antimicrobianos, y su uso podría retrasar el tratamiento de enfermedades graves.

"Los fabricantes de estos productos no tienen escrúpulos y abusan de los padres para ganarse fácilmente unos dólares", denunció Marv Shepard, jefe de una organización de consumidores conocida como Alianza para Medicinas Seguras.

Los medicamentos son vendidos como refuerzo dietético, en forma de jarabe o líquido, de ungüentos o en pastillas, y tienen nombres como Amoxilina, Pentrexcilina, Ampitrexyl, Citricillin, Amoximiel y Pentreximil.

Aunque las etiquetas del envase están impresas tanto en inglés como español, el envase imita antimicrobianos fácilmente disponibles en México y que consumidores hispanos posiblemente conocen.

La FDA se ha enterado de por lo menos cuatro casos en Texas en los que niños recibieron atención de urgencia debido al empeoramiento de enfermedades después de que se les dieron productos que los padres creían que contenían antimicrobianos.

Se hace un llamado a los profesionales de servicios de salud y a los consumidores a que reporten sucesos adversos graves, efectos secundarios, o problemas de calidad con el uso de estos productos al programa 'MedWatch Adverse Event Reporting' de la FDA. Pueden reportarse por Internet ingresando aquí o por teléfono llamando al 800-FDA-1088.

© ZGS/AFP

Más noticias

0 Comentarios