Cuidado con los instrumentos musicales que toca su hijo

Según un estudio reciente, los instrumentos musicales de viento de madera y latón que su hijo toca podrían estar llenos de bacterias y hongos dañinos para su salud.

De acuerdo a investigaciones recientes, tocar un instrumento musical puede ayudar a enriquecer, cultivar e incrementar la inteligencia en los niños. Sin embargo, tocar un instrumento usado puede también poner la salud de los menores en riesgo.

Se ha descubierto que los instrumentos de viento de madera y latón usados se encuentran altamente contaminados con diversas bacterias y hongos, muchos de los cuales se encuentran asociados  con infecciones que pudieran llegar a ser severas, e incluso con alergias, reveló un estudio publicado en General Dentistry en la edición de marzo/abril.

“Muchos chicos participan en su banda escolar y a menudo los instrumentos que tocan son prestados”, dijo el DR R Thomas Glass, autor de la investigación. “La mayoría de estos instrumentos han sido tocados por otros alumnos, y sin la limpieza adecuada, las bacterias y hongos pueden proliferar en ellos por semanas o meses antes de que sean usados de nuevo”.

En la investigación se probaron 117 partes diferentes de instrumentos, incluyendo boquillas, cámaras internas, y estuches en 13 instrumentos que habían sido tocados previamente en una banda.

Seis de los instrumentos habían sido dejados de tocar por una semana,  y los demás por alrededor de un mes.

El estudio reveló que los instrumentos tenían 442 bacterias distintas, principalmente del género de los estreptococos. Además de 58 hongos y 19 levaduras que fueron identificadas.

“Los padres de familia no se dan cuenta que el moho en el instrument de sus hijos puede contrubuir al desarrollo del asma”, dijo Glass.

Asimismo, las levaduras en los instrumentos pueden causar infecciones en la piel, alrededor de los labios y la boca.

Los investigadores descubrieron que muchas de las bacterias encontradas pueden causar enfermedades en los humanos y son altamente resistentes a los antibióticos que se prescriben comúnmente, por lo que la esterilización de los instrumentos es de suma importancia.

“Los instrumentos deben de ser limpiados después de cada uso para reducir el número de microbios”, dijo el Dr Sherwood. “Y limpiarlos no debe ser algo que se limite a las boquillas, ya que las bacterias invaden todo el instrumento”.

Para evitar la transmisión de bacterias de un instrumento al músico, se recomienda usar soluciones y paños especialmente diseñados para los instrumentos, y sobre todo decirle a los estudiantes que no compartan sus instrumentos, de acuerdo al Dr Glass.

Más noticias

0 Comentarios