Cuidado con la gente toxica

Pero dentro de los seres humanos en su gran diversidad y riqueza encontramos personas que con su actitud son toxicas y afectan la convivencia y las relaciones de familia, del trabajo, la iglesia, los matrimonios, la sociedad y si nos descuidamos desnivelan el mundo.

Dentro de cada hogar tenemos productos químicos que son tóxicos y por su peligro les colocamos en un lugar seguro para evitar un envenenamiento a los niños, a los animales o las personas. Muchos productos tóxicos los utilizamos para fumigar, para matar insectos, ratas, etc. Pero dentro de los seres humanos en su gran diversidad y riqueza encontramos personas que con su actitud son toxicas y afectan la convivencia y las relaciones de familia, del trabajo, la iglesia, los matrimonios, la sociedad y si nos descuidamos desnivelan el mundo.

Las personas toxicas las encontramos especialmente en cada familia, se distinguen en negativos, los aguafiestas, aguas de florero, los pesimistas, criticones, hipócritas. La mayoría de sus comentarios lastiman a las personas que tienen a su alrededor. Una de las formas de identificarlas es que después de una corta conversación dejan un sabor amargo pues hablan mal de las personas, nadie es bueno para ellas, todos son enemigos; son pesimistas pues te aconsejan que todo lo que hagas o comas te caerá mal.

La persona toxica se cree de mejor familia, y por supuesto te va a ignorar y tu no vales nada para el o para ella. Te pone nervioso, te estresa, te deprime y la conversación con un toxico se hace extensa e interminable. Son súper aburridores. Te hace quedar mal a todo momento, te ridiculiza y se burlara de tus defectos inmediatamente. En una conversación se convierte en el centro de la charla sin parar de hablar y sin importarle la opinión de los demás.

Otro tipo de persona toxica es aquella que por cualquier sentido o motivos sin importancia o como decimos por nada se enoja. El mal humor es su acompañante diario. El que va a una fiesta y todo el mundo esta súper feliz y la persona la pasa súper aburrido y a toda hora se quiere ir, no le gusta la música, ni la comida y odia a todos los invitados. Toxico(a) es el que estando sano a todas horas inventa como excusas nuevas enfermedades. Otro tipo de tóxicos es el que llora por todo (la dolorosa), el mal intencionado, la mosca muerta, los chismosos, el machista, el ricachón, el sabelotodo y el que se siente superior a los demás. Cuídate de ellos pues andan por todas partes.

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo

Más noticias

0 Comentarios