Cubanos convocados a apretarse más el cinto y apagar la luz en 2010

Los cubanos están recibiendo un mensaje nada auspicioso de sus autoridades para 2010: apretarse más el cinto en el consumo personal y productivo, extremar el ahorro energético y de recursos, pues la crisis es cada vez más severa.

Los cubanos están recibiendo un mensaje nada auspicioso de sus autoridades para 2010: apretarse más el cinto en el consumo personal y productivo, extremar el ahorro energético y de recursos, pues la crisis es cada vez más severa.La Central de Trabajadores de Cuba (CTC, única), al convocar este lunes a sus afiliados a discutir el plan y el presupuesto para 2010 dijo que es necesario "apretarse el cinto", pues "la crisis mundial mantiene severos efectos".Los llamados a la austeridad, habituales en Cuba, tienen esta vez un elemento que refuerza la incertidumbre: por primera vez los trabajadores no dispondrán de las "cifras preliminares" para el plan y "tendrán que ajustarse a los limitados recursos que podrán ponerse en sus manos", dijo la CTC.Por otra parte, las autoridades reforzaron las estrictas medidas de consumo energético en las entidades públicas impuestas en mayo y a través de los medios exhortan a la población al ahorro para evitar "los apagones"."Habrá que abrirle nuevos huecos al cinto, que ya va bastante apretado", dijo a la AFP un empleado que se reservó su nombre, en referencia a los dos ajustes realizados por el Gobierno este año, que redujeron la meta de crecimiento económico de 6 a 1,8%.Economistas como Pavel Vidal previeron desde mayo que el Producto Interno Bruto (PIB) de 2009, pudiera ser negativo por primera vez en 16 años, tras una desaceleración de 12,1% en 2006 a 7,3% en 2007 y 4,3% en 2008.Las autoridades identifican las causas de la crisis en la caída brusca de los precios del níquel, principal producto de exportación, mayores precios del combustible y alimentos que el país importa, en la disminución de los ingresos del turismo, en los 10.000 millones de dólares de pérdidas que dejaron tres huracanes en 2008 y en los efectos del embargo estadounidense.Según la gubernamental Oficina Nacional de Estadística (ONE), los ingresos por turismo fueron de unos 1.280 millones de dólares entre enero y setiembre, unos 170 millones menos (11,6%) que en igual período de 2008.El ministro de Comercio Exterior e Inversiones Extranjera, Rodrigo Malmierca, dijo que el intercambio de bienes de Cuba con otros países cayó 36% hasta setiembre y que de esa baja el 80% corresponde a recortes de importaciones.El comercio exterior de Cuba en 2008 fue de 18.000 millones de dólares, según cifras oficiales.Esa disminución brusca de las importaciones se reflejó inmediatamente en el desabastecimiento en las tiendas en divisas, donde han desaparecido numerosos productos importados e incluso de manufactura nacional, ante la escasa liquidez para importar materias primas o insumos."No hay dinero ni para piezas de repuesto", dijo a la AFP una empleada de una importadora de medios de transporte.Durante la recién concluida Feria Internacional de La Habana se firmaron contratos por 150 millones de dólares, 42% de los 350 millones de la edición de 2008, y buena parte de esa nueva cantidad corresponde a un multimillonario contrato petrolero con Rusia.El canciller español Miguel Angel Moratinos dijo durante su visita a Cuba en octubre, que obtuvo una promesa del presidente Raúl Castro de atender atrasos de pago a 280 empresas de su país, por unos 300 millones de dólares.En la Feria el ministro Malmierca aseguró la voluntad de pago atrasados a otros proveedores de su país, por una cifra que empresarios y diplomáticos extranjeros, calculan entre 600 y 1.000 millones de dólares.La atención esta ahora en la sesión anual del Parlamento en diciembre, el cual debe dar el resultado económico del año, aprobar el plan para 2010 y, según diversas fuentes, podría anunciar nuevas restricciones.

Más noticias

0 Comentarios