Cuba se preparará para dialogar con Estados Unidos

Cuba deberá prepararse por si el gobierno de Barack Obama decide dialogar, pero jamás negociará bajo "amenaza" o "presión".

Cuba deberá prepararse por si el gobierno de Barack Obama decide dialogar, pero "jamás" negociará bajo "amenaza" o "presión", afirmó el canciller Bruno Rodríguez, citado este jueves por la prensa local.

"Jamás aceptaremos negociar bajo amenaza, coerción o bajo presión de una potencia extranjera (...) No nos rendiremos", subrayó Rodríguez citando la Constitución en una ceremonia en que fueron otorgadas a los hermanos Fidel y Raúl Castro medallas por el 50 aniversario del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Rodríguez dijo "que la política exterior deberá prepararse para si algún día Washington decide dialogar" y destacó como los logros de la política exterior que Cuba tiene relaciones diplomáticas con 182 países, el apoyo casi unánime de la votación en la ONU contra el embargo estadounidense, y "el enfrentamiento a las mentiras y campañas del imperio".

Durante el acto, el canciller entregó al gobernante Raúl Castro la medalla para que fuera llevada al líder de la revolución, Fidel Castro, de 83 años y quien se retiró del gobierno desde que enfermó en julio de 2006.

"A Fidel le debemos el lugar que ocupa Cuba en el mundo", dijo el canciller, tras elogiar a Fidel Castro como "artífice y conductor de la política exterior revolucionaria", marcada por el "antiimperialismo, internacionalismo y solidaridad".

Raúl Castro, de 78 años, también fue condecorado y recibió la distinción póstuma para el comandante de la revolución, Juan Almeida, fallecido en septiembre pasado.

El domingo en su discurso ante el Parlamento, Raúl Castro acusó a Washington de apoyar e instigar a los opositores cubanos, que el gobierno considera mercenarios de Estados Unidos, aunque reiteró su disposición de entablar un "diálogo respetuoso, entre iguales, sobre cualquier asunto".

"Si el gobierno norteamericano realmente desea avanzar en las relaciones con Cuba, le recomiendo dejar atrás los condicionamientos de orden interno que pretende imponernos y que sólo a los cubanos compete decidir", advirtió.

Washington y La Habana, sin relaciones diplomáticas desde 1961, comenzaron acercamientos luego de que Obama llegó al poder y levantó las restricciones a los viajes y envío de remesas de cubanoestadounidenses a la isla, y retomaron el diálogo en el tema migratorio y el intercambio postal directo.

No obstante, un nuevo roce surgió con la detención en la isla el 5 de diciembre de un norteamericano, quien según Raúl Castro fue enviado por Washington para suministrar a la oposición sofisticados medios de comunicación.

Más noticias

0 Comentarios