Cuba instala su primera fábrica de calentadores solares con apoyo de China

Cuba está montando su primera fábrica de calentadores solares en el centro de la isla, con tecnología y apoyo de China, como parte del programa de ahorro de energía y sustitución de importaciones que impulsa el presidente Raúl Castro, informó este fin de semana la televisión cubana.

Cuba está montando su primera fábrica de calentadores solares en el centro de la isla, con tecnología y apoyo de China, como parte del programa de ahorro de energía y sustitución de importaciones que impulsa el presidente Raúl Castro, informó este fin de semana la televisión cubana.La fábrica "es muy importante para la economía del país, porque está encaminada al ahorro de energía eléctrica", declaró el sábado al telediario local Ricardo Ulloa, director de la empresa de refrigeración y energía solar Rensol, de la provincia de Ciego de Avila (centro), donde se instala.El reporte televisivo destacó que en el montaje de la fábrica, que producirá "en una primera etapa 1.500 calentadores de 90 y 200 litros de agua", trabaja un grupo de técnicos del gigante asiático, que permanecerán en la isla hasta que sean producidas la primeras 50 unidades.Los calentadores, que Cuba compraba hasta ahora en el mercado internacional "a un precio que oscilaba entre 1.000 y 1.200 dólares", permiten "ahorrar hasta un 13% de energía eléctrica" y "serán destinados a escuelas, hospitales y hoteles", añadió el reporte.El gobierno cubano decretó en junio un rígido programa de ahorro de energía eléctrica, debido a un sobreconsumo que provocaría un gasto adicional de 100 millones de dólares, cifra que las arcas estatales no están en condiciones de asumir, e impulsa un programa de sustitución de importaciones en todas las esferas de la economía.China, vital fuente crediticia de Cuba, es el segundo socio comercial de la Habana después de Venezuela, con un intercambio de mercancías que alcanzó un valor de alrededor de 2.600 millones de dólares anuales.

Más noticias

0 Comentarios