Crecimiento económico de EEUU revisado a la baja, los riesgos se mantienen

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en Estados Unidos en el tercer trimestre fue revistado a la baja, a 2,8% en ritmo anual, sin que ello cambie radicalmente la perspectiva general de la economía estadounidense.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en Estados Unidos en el tercer trimestre fue revistado a la baja, a 2,8% en ritmo anual, sin que ello cambie radicalmente la perspectiva general de la economía estadounidense.La revisión a la baja de las cifras del PIB era previsible, y se ajusta a las expectativas de los analistas.Las cifras confirman que Estados Unidos salió durante el verano de su recesión más prolongada desde la crisis de los años 1930, pero con un poco menos de vigor de lo que se había anunciado a fines de octubre, cuando se estimó un crecimiento de 3,5%.Esta revisión no cambia sin embargo el hecho de que el crecimiento estival fue el aumento más fuerte de la actividad constatado desde el tercer trimestre de 2007, marcado por el estallido de la burbuja de créditos inmobiliarios de riesgo (subprime) que precipitaron al mundo en la crisis.La reanudación de la actividad dio fin a cuatro trimestres consecutivos de retroceso del PIB. Esta reactivación continúa en el cuarto trimestre y debería seguir en 2010 a un ritmo "moderado", según la expresión del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke.Las nuevas cifras del Departamento de Comercio confirman que el alza del consumo de los hogares durante el verano (+2,9%) fue el motor del crecimiento del país. Este crecimiento fue sin embargo menos pronunciado que lo anunciado inicialmente (+3,4%), pero aporta 2,07 puntos de crecimiento al país.Los gastos de los hogares se vieron fortalecidos por el programa "dinero por chatarra", medida que estimulaba la compra de automóbiles cero kilómetro contra la entrega de un vehículo viejo, y su revisión a la baja podría confirmar los temores de que el consumo vuelva a caer en el cuatro trimestre debido a la continua subida del desempleo.Las cifras del Departamento de Comercio dan testimonio asimismo de una reanudación de la inversión tras siete trimestres consecutivos de baja. Pero el alza fue más débil de lo anunciado a fines de octubre (+8,4% contra +11,5%).La reanudación de la inversión fue impulsada por los gastos en vivienda (luego de tres años y medio de retroceso), que subieron 19,5%.Hubo buenas noticias para las empresas: aunque los beneficios se mantuvieron en baja de 6,7% en ritmo anual, éstos subieron durante el verano en 10,6% (antes de impuestos) con relación al trimestre anterior, es decir su progresión más fuerte en cinco años y medio, lo que podría incitarlas a contratar.En un estudio publicado el lunes, la Asociación Nacional para la Economía de la Empresa (NABE, por sus siglas en inglés), estimó que el ciclo de despidos en Estados Unidos, considerado la principal amenaza que pesa sobre la recuperación, está llegando a su fin y que la economía debería volverse creadora neta de empleos a comienzos de 2010.El único gran sector del PIB que frenó el crecimiento es el comercio exterior, cuyo efecto negativo fue revisado al alza: hizo perder 0,83% puntos de crecimiento al país; las importaciones aumentaron más fuertemente que las exportaciones.De manera general, la demanda final se mantiene débil (sólo aumentó 1,9% con respecto al segundo trimestre) y la cuestión es saber si podrá avanzar sin la ayuda del Estado cuando se disipen los efectos de las medidas de relanzamiento.

Más noticias

0 Comentarios