Cotto y Pacquiao hacen el peso y prometen guerra sin cuartel en el ring

El puertorriqueño Miguel Cotto y el filipino Manny Pacquiao marcaron sin ninguna dificultad el peso pactado para su pelea de mañana sábado en Las Vegas (Nevada), donde el boricua expondrá su faja de campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB)

El puertorriqueño Miguel Cotto y el filipino Manny Pacquiao marcaron sin ninguna dificultad el peso pactado para su pelea de mañana sábado en Las Vegas (Nevada), donde el boricua expondrá su faja de campeón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB)Pacquiao fue el primero en subir a la báscula del hotel casino MGM Grand y entre las ovaciones de sus numerosos paisanos fijó la balanza en 144 libras, una menos del límite establecido para el combate.Al filipino se le vio fibroso y sonriente, y aseguró a sus parciales que "mañana verán una buena pelea, y no los defraudaré".Tan seguro está de su victoria, que invitó a la concurrencia a celebrarla después de la pelea en el concierto que dará con su grupo MP Band, en el hotel Mandalay Bay."Vamos a cantar todos de alegría mañana en la noche. Los espero en el (hotel) Mandalay Bay", apuntó Pacquiao, quien tiene récord de 49 victorias, tres derrotas y dos empates, con 37 triunfos por nocáut.De su lado, Cotto mostró un rostro más huraño y sin mucho preámbulo se encaramó en la pesa para marcar 145 libras exactas, lo cual muestra lo serio de su preparación.El pugil de Caguas fue parco en sus declaraciones, aunque dio gracias a todos los boricuas por su presencia en el pesaje."Gracias a todos por apoyarme. Mañana será una gran noche para todos los puertoriqueños y todos los latinos", aseveró el monarca welter, con foja de 34 triunfos y una derrota, con 27 fuera de combates.Fue tal la afluencia de público al pesaje que los promotores del combate tuvieron que cerrar el acceso a la Garden Arena del MGM, quedando fuera varios cientos de fanáticos.La afición estuvo dividida a partes iguales entre Pacquiao y Cotto, agitando banderas de ambos países."Creo que nuestro 'Pacman' se llevará el triunfo por cualquier vía", aseguró a la AFP Brian Shelledy, técnico en computación nacido en Los Angeles, de madre filipina y padres estadounidense."Además de todos sus virtudes boxísticas, Manny es humilde, generoso, bravo guerrero respetuoso de todo el mundo. Es una gran persona que merece ganar siempre", aseveró Shelledy.Su amigo Marius Sonsona, quien viajó desde General Santos -la ciudad natal de Pacquiao- para ver este combate, habló sobre lo mucho que el pueblo filipino ama a su héroe."El viene de lo más humilde del pueblo y sabe lo que es la pobreza, por eso ayuda a todo el mundo, y todo el mundo lo ama", afirmó. "La única gran preocupación de todos es que Manny salga electo senador y deje el boxeo".Los parciales de Cotto también ponderaron sus virtudes, y según Genaro Fuentes, un boricua repartidor de víveres en Nueva York que porta una camiseta con la cara del campeón, "Miguel tiene un corazón en medio del pecho más grande que el Empire State (el edificio neoyorquino más alto de la actualidad)"."Pacquiao no ha peleado con nadie como Cotto. (Oscar) de la Hoya y (Ricky) Hatton eran prácticamente descartes, y no pegaban tan duro como Miguel. Manny Pacquiao tendrá una noche muy larga si no ofrece pelea, y muy corta si decide ir a la distancia", apuntó Fuentes.Las apuestas cambian constantemente en Las Vegas para este pleito, y en estos momentos Pacquiao refleja momios de 330 (un dólar paga $3.30) y Cotto de 250 (1 para $2.50), con la mayoría jugando a que el combate se definirá no más allá del noveno asalto.

Más noticias

0 Comentarios