Costa de Tailandia desaparece por alza del mar

En Tailandia más de 2,500 hectáreas de tierra han desaparecido bajo el mar en los últimos 50 años.

En un pueblo, la mayoría de las personas ya han sido expulsadas. Los que aún permanecen hacen lo imposible para quedarse.

En la apariencia es una escena idílica de pesca. Pero lo que permite que estas personas subsistan está destrozando la comunidad.

El mar avanza tierra adentro unos 25 metros por año.

60 familias ya debieron abandonar el lugar.

No vivió aquí toda su vida. Señala el lugar donde su ubicaba su casa hace 40 años, hoy bajo agua.

Debió mover su vivienda unas 8 veces para escapar del alza del mar.

"Vivo en tierra prestada. No puedo irme porque soy muy pobre. No sé adónde ir. Si mi casa cae de nuevo, no sé adónde viviré", dice Noo Wisuksin, Residente de Khun Samutchine.

El templo budista del pueblo estaba rodeado de kilómetros de bosques, lejos de la playa. Hoy está semi sumergido.

La presencia del agua aquí revela que actualmente esta tierra se está hundiendo.

Las represas río arriba previenen la acumulación de sedimentos y la tala del manglar para combustible y ganadería, aceleró la destrucción.

El cambio climático amenaza con hacer subir aun más el nivel de los mares.

Pero aquí la gente sostiene que las autoridades no toman seriamente su reclamo.

"Solicitamos ayuda al gobierno, pero no sirvió de mucho. Nos dieron solo $90 por casa pero el proceso para pedir ese dinero nos costó mucho más", comenta Samorn Kansamut, Jede del pueblo.

Sin embargo, un pueblo más arriba en la franja costera está logrando cambiar la tendencia.

La idea es sencilla y barata. Barreras de bambú permeable impiden que los sedimentos se pierdan en el mar. Además detienen el lavado de limo.

"Se vuelve un buen lugar para pescar. Dejan los huevos y hay alimento para ellos. El beneficio del bambú es que estamos devolviendo algo natural a la naturaleza", argumenta Narin Boonruam, Secretario de Asociación de Pescadores.

Son cada vez más los pueblos costeros que utilizan esta técnica para mantener al mar en su lugar.

Pero incluso el bambú servirá de poco si los niveles del mar crecen demasiado.Un estudio reciente ubicó el delta en la categoría de mayor riesgo.

"Si no colocamos alguna protección para la erosión costera, más de la mitad de la provincia de Bangkok va a desaparecer", dice Panadda Tedsiri, Organizador de ONG Thai Community Foundation.

Estos pobladores no pueden luchar contra las causas del cambio climático, pero sí con las consecuencias.

Es una batalla por las nuevas generaciones donde cada centímetro es vital.

Más noticias

0 Comentarios