Costa Rica busca la hazaña y Uruguay el tiro de gracia

Uruguay espera concentrado y con la mente fría el duelo de vuelta del miércoles por la repesca hacia el Mundial de Sudáfrica-2010 ante Costa Rica, una selección que se proclama dispuesta a alcanzar la hazaña porque nadie está muerto hasta que lo maten.

Uruguay espera concentrado y con la mente fría el duelo de vuelta del miércoles por la repesca hacia el Mundial de Sudáfrica-2010 ante Costa Rica, una selección que se proclama dispuesta a alcanzar la hazaña porque nadie está muerto hasta que lo maten."Tenemos que creer en nosotros", dijo el técnico del equipo tico, el brasileño René Simoes, al tiempo que lanzó al aire una pregunta con tono de arenga: "¿Por qué no podemos ganar en el Centenario?"El preperador físico del once centroamericano, el uruguayo Marcelo Tulbovitz, advirtió por su parte que el equipo "tiene la mentalidad de ir a pelear hasta el último minuto" y que "no estamos muertos hasta que no nos maten. Todavía quedan 90 minutos por delante y hay que jugarlos"."Es clave la recuperación física, pero también lo de la cabecita. Hay que devolverles la confianza" a los jugadores, agregó para subrayar posteriormente que "en fútbol no hay nada dicho de entemano".El entrenador celeste, Oscar Tabárez, sostuvo de su lado la necesidad de no vender la piel del oro antes de cazarlo.El combinado charrúa arribó en la madrugada del lunes a Montevideo contento pero sin triunfalismos. "Obviamente nosotros no vamos a empezar de cero", dijo Tabárez, pero "de todas maneras no tenemos que darle espacio a ningún tipo de distensión ni creer que esto ya es un trámite"."Hay que tener calma y la mente fría porque quedan 90 minutos", dijo por su parte el goleador del Ajax de Holanda, Luis Suárez, quien agregó que "la realidad es que no está nada ganado, no está nada dicho, y si nos creemos eso estamos muy equivocados".La selección celeste sabe que Costa Rica, que arribó en la noche del domingo a Montevideo con algunas bajas importantes -los defensores Roy Miller, Gilberto Martínez, lesionados, y el mediocampista Randall Azofeifa, expulsado- va a salir a presionar."Le pasamos la presión a Costa Rica. Tienen que salir a buscar el partido", afirmó el delantero del español Atlético de Madrid y Bota de Oro de la última temporada en Europa, Diego Forlán.Es probable que Tabárez mantenga el mismo sistema 3-4-1-2 que aplicó en el duelo de ida, aunque podría haber cambios en la integración.Por primera vez en muchas fechas de la eliminatoria, el técnico charrúa tiene todo el plantel a su disposición, salvo el volante Cristian Rodríguez (FC Oporto, Portugal), a quien ni siquiera citó pues fue sancionado con cuatro partidos de suspensión por la FIFA.En efecto, los cuatro jugadores que estaban suspendidos para el duelo de ida por el repechaje ante Costa Rica, vuelven a estar habilitados. Se trata de Andrés Scotti (Argentinos Juniors, Argentina), Maximiliano Pereira (Benfica, Portugal), Diego Pérez (Mónaco, Francia) y Martín Cáceres (Juventus, Italia)."Hay cuatro o cinco posibilidades de jugadores que pueden volver", dijo Tabárez.En tanto, en Uruguay se respira optimismo y se esperan más de 60.000 personas el miércoles en el Centenario, que se vestirá de fiesta ante la casi certeza de los aficionados de que la celeste llegará a Sudáfrica."Esperamos un clima espectacular porque el público apoya a la selección", dijo el capitán y autor del gol ante Costa Rica en el partido de ida, Diego Lugano."La celeste para nosotros es algo que significa una mística muy importante, entonces el grupo está dispuesto a realizar cualquier sacrificio" para clasificar, afirmó el zaguero del Fenerbahce turco.

Más noticias

0 Comentarios