La Corte Constitucional de Rusia suprime la aplicación de la pena de muerte

La Corte Constitucional de Rusia prohibió el jueves la aplicación de la pena de muerte en Rusia al pronunciarse contra la reanudación de ejecuciones después del 1º de enero de 2010, fecha de vencimiento de la actual moratoria decretada por el gobierno en 1996.

La Corte Constitucional de Rusia prohibió el jueves la aplicación de la pena de muerte en Rusia al pronunciarse contra la reanudación de ejecuciones después del 1º de enero de 2010, fecha de vencimiento de la actual moratoria decretada por el gobierno en 1996."La aplicación de la pena de muerte a partir del 1º de enero resulta imposible" a causa de los tratados internacionales suscritos por Rusia, declaró el presidente de la máxima instancia judicial, Valeri Zorkin, en una audiencia en la sede de la institución en San Petersburgo, noroeste de Rusia."Esta decisión es definitiva y no puede ser apelada", agregó, diciendo que ahora el balón está en el campo de la Duma, cámara de diputados de Rusia.Rusia firmó en 1996, tras adherir al Consejo de Europa, el Protocolo 6 de la Convención Europea de Derechos Humanos, sobre la abolición de la pena capital, pero el documento nunca fue ratificado por el Parlamento.El jueves, al tomar conocimiento de la decisión, el Consejo de Europa exhortó a Rusia a "transformar la moratoria actual en abolición de jure de la pena de muerte".La decisión de la Corte "confirma que Rusia sigue fiel a los compromisos adoptados cuando adhirió al Consejo de Europa", dijo por su parte un vocero del ministerio ministerio ruso de Relaciones Exteriores.A fin de acatar las obligaciones internacionales, el entonces presidente Boris Yeltsin decretó en 1996 una moratoria.El Parlamento sin embargo se ha abstenido de abolir formalmente la pena de muerte, dado que los políticos estiman que la medida sería impopular.La Corte Constitucional ordenó en 1999 suspender las ejecuciones hasta que todas las regiones dispongan de jurados populares.Ese proceso concluirá el 1º de enero de 2010, cuando la región caucásica de Chechenia instale su propio jurado.La última ejecución, en 1996, fue la de un asesino serial, Andrei Chikatilo, condenado por la muerte de 52 mujeres y niños.Al concluir la audiencia de este jueves, el representante del presidente ruso Dimitri Medvedev ante la Corte Constitucional, Mijail Krutov, dio a entender que el poder central era partidario de abolir la pena de muerte, pero que la opinión pública aún no estaba pronta para ello."El presidente tomó todas las medidas necesarias, pero no puede forzar a la Duma", dijo Krutov."La sociedad aún precisa tiempo para aceptar la necesidad de abolir la pena de muerte", destacó.Según una encuesta realizada en junio por el instituto independiente Levada, un 62% de los rusos es partidario de la pena capital.La cuestión depende ahora del partido Rusia Unida, muy mayoritario en la Duma, y de su poderoso jefe, el primer ministro Vladimir Putin.Putin había declarado en 2007, cuando ejercía la presidencia de la Federación, que la pena capital era "contraproducente", pero hasta ahora se abstuvo de solicitar la ratificación del protocolo de abolición por el Parlamento.Rusia y el Principado de Mónaco son los únicos miembros del Consejo de Europa donde la pena de muerte aún no fue abolida.

Más noticias

0 Comentarios