Corea del Norte ratifica a su líder Kim Jong-Il

El parlamento norcoreano reeligió al líder Kim Jong-Il para el puesto más poderoso del país, afianzando su autoridad.

La zona desmilitarizada que separa a las dos Coreas.

El ánimo de los soldados comunistas aquí desplegados es a menudo una prueba decisiva de cómo ha sido recibida una pieza de propaganda norcoreana.

Estas eran las escenas tras la prueba nuclear del norte en 2006.

Espaldas rectas y caras glaciales se convertían en sonrisas y posturas informales.

Esta vez puede que la propaganda estatal comunista, al igual que su misil, no haya logrado liberar toda su carga.

Observadores internacionales indicaron que antes, durante y después del último lanzamiento, fueron testigos de más de lo mismo.

En Pyongyang los líderes del partido sacaron a las masas a celebrar el lanzamiento del misil, que coincidió con la víspera de las elecciones parlamentarias.

El evento es una formalidad, pero el convaleciente líder Kim Jong-Il necesitaba la reelección para consolidar su debilitado control del poder.

Hace justo una década que otras elecciones parlamentarias fueron precedidas por un fallido lanzamiento, también destinado a reforzar el poder del denominado “Querido Líder”.

Si parece un dejá vu, es que lo es.

El resultado de las elecciones: un mayor poder para Kim Jong-Il y los halcones en un país en el que hasta las palomas lo son.

Más de cinco décadas después de su creación, la zona desmilitarizada no muestra signos de un próximo desmantelamiento.

Más noticias

0 Comentarios