Coppola realiza su sueño de hacer "un cine más íntimo"

Tras ser galardonado con cinco Oscar, el cineasta estadounidense Francis Ford Coppola realiza por fin, el sueño que tenía a los 20, de "hacer un cine más personal", confesó el jueves en la noche en París, donde asistió al preestreno de su última película "Tetro".

Tras ser galardonado con cinco Oscar, el cineasta estadounidense Francis Ford Coppola realiza por fin, el sueño que tenía a los 20, de "hacer un cine más personal", confesó el jueves en la noche en París, donde asistió al preestreno de su última película "Tetro"."Cuando tenía 20 años y estaba en la Escuela de Cine de Los Angeles, no pensaba nunca que estaría haciendo grandes producciones en Hollywood", dijo el director de la exitosa saga "El Padrino", que viajó a París para presentar "Tetro" y participar en talleres sobre cine."Lo que quería entonces era hacer películas más pequeñas, íntimas, filmes personales. Lo que se llama 'cine de autor'", declaró Coppola, de 70 años, en la gala de preestreno de "Tetro", que se celebró en el legendario teatro Max Linder, una de las salas de cine más grandes de París, donde no cabía un alma más."Pero a los 22 años, ya tenía yo una esposa y dos hijos que mantener, y aparté por un tiempo esos sueños", indicó el cineasta. "Pensé que lo que podía hacer, para ganar algo de dinero, era filmes de horror, que siempre se venden bien. Así quizá podría sobrevivir y financiar mis filmes más personales".Fue después de su segunda película, "La Conversación" - que ganó en 1974 la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes -, que la Paramount, una de las grandes firmas de Hollywood, le ofreció que dirigiera "El Padrino".Coppola, que nació el 7 de abril de 1939, en Detroit (EEUU), tenía reticencias. "Pero mi asistente me insistía que tenía que aceptar y hacer lo que ellos querían", dijo el cineasta, antes de aclarar que su asistente era George Lucas, quien se convirtió, unos años más tarde, en el exitoso productor y director de "La Guerra de las Galaxias","Luego, cuando entré en problemas con los productores, mi asistente, Lucas, me decía que no renunciara, que esperara a que me despidieran, para que me dieran dinero de indemnización", dijo.Pero no lo despidieron, sino que la Paramount cedió y aceptó hacer el filme con los actores y la ambientación que Coppola quería. Y "El Padrino" entró en la historia del cine."La gran ironía fue que el cineasta que quería hacer pequeños filmes se convirtió en uno de los grandes nombres en Hollywood", dijo el director de "Apocalypse Now" (1979).Pero ahora "me puse seriamente a pensar acerca de cuál era mi lugar en el cine, en momentos cuando lo único que interesa a Hollywood es hacer dinero, con películas como 'Batman' y 'Superman', y sus posteriores secuelas"."Pensé que mis viñedos y mi cadena de hoteles tienen éxito, producen dinero. Y entonces decidí convertirme en mi propio mecenas, y hacer por fin las películas que yo quería hacer cuando joven"."O sea, he hecho todo al revés. Es hasta ahora que puedo darme el lujo de escribir y hacer las películas que soñaba hacer cuando era estudiante", señaló.Y "Tetro", filmada en Buenos Aires, es "el primer filme de mi segunda carrera en el cine", enfatizó.La cinta, que se estrenó en el último Festival de Cannes y que saldrá en Francia el 23 de diciembre, "es una historia ficticia, pero que está inspirada en los recuerdos de mi familia", señaló Coppola.La película - un drama sobre la rivalidad en el seno de una familia - narra la historia de dos hermanos, Angelo y Benjamin, que se vuelven a encontrar en Buenos Aires después de varios años.Filmada gracias a la tecnología digital, la cinta, que costó 15 millones de dólares - una suma casi irrisoria, en el Hollywood de hoy - está magistralmente interpretada por Vincent Gallo, el joven actor Alden Ehrenreich y las españolas Maribel Verdú y Carmen Maura.

Más noticias

0 Comentarios