Controversiales sentencias por aborto

Mientras el estado las acusa de asesinas, cuatro mujeres encarceladas en Guanajuato, niegan los hechos.

En México el aborto es ilegal. Cuatro mujeres enfrentan, actualmente, una condena de más de 20 años de prisión en el estado de Guanajuato, supuestamente, según su dicho, por abortar. Araceli Camacho, una de las convictas por este delito, alega haber perdido a su bebé al ir al baño.“Me dieron muchas ganas de ir al baño y todo… y fui, entonces el producto se me fue en una letrina. Entonces yo ya cuando salí de la letrina, mi mamá me vio escurriendo de sangre”, asegura Camacho. Ella, al igual que otras tres compañeras de prisión, fue sentenciada a más de 25 años de cárcel, acusadas del asesinato de sus propios hijos. “No tuve abogado, los ministeriales iban a cada rato a hostigarme”, relata Susana Dueñas, quien actualmente cumple su condena.Por su parte, Yolanda Dueñas lleva 6 años en la cárcel, y le faltan 20. Dice que tuvo un aborto espontáneo, pero las autoridades de Guanajuato la acusaron de abandonar viva a su propia hija, en un basurero, sin embargo ella dice que ni siquiera sabía que estaba embarazada.En la prisión de Guanajuato se encuentran 6 mujeres en la misma situación, entre ellas Araceli, Yolanda, Susana y Ana Rosa, todas ellas de extracto humilde, y ninguna tuvo la posibilidad económica para contratar a un abogado que las representara durante el juicio.Verónica Cruz, representante de la organización Mujeres Libres, asegura que el delito de estas mujeres fue el ser pobres, el ser mujeres, el no haber ido a la escuela y ser campesinas. No obstante estas declaraciones, el procurador del estado asegura que el gobierno no persigue el aborto, y asegura que las mujeres que están en prisión vieron nacer a sus bebés y luego los mataron con alevosía.“En algunos casos fueron abandonados a la intemperie, y en otros hubo asfixia mecánica, es decir, les taparon la vía de respiración para efecto de poderlos asfixiar” afirma Carlos Zamarrita, Procurador de Guanajuato. Para Ana Rosa esto es mentira, relata que a los seis meses de embarazo tuvo una hemorragia mientras trabajaba en el campo.“Yo lo único que sentí fue como algo que se me hubiera reventado dentro de mi estómago”.Guanajuato es un estado gobernado por el Partido Acción Nacional, que se considera el más conservador, y en la entidad estatal se castiga el aborto con tres años de prisión.Pese a las encontradas versiones de estos casos, lo cierto es que las acusadas continúan cumpliendo sus condenas.

Más noticias

0 Comentarios