Urgente Fallecen al menos tres personas tras accidente de tren en New Jersey

Continúa investigación federal por choque de trenes

La investigación federal del choque de trenes de Metro quiere determinar si la tragedia fue el resultado de errores humanos y mecánicos.

A medida que avanza la investigación de las autoridades federales sobre el choque de 2 trenes de metro, salen a luz más detalles sobre lo que pudo provocar la tragedia.
Este miércoles, los investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte realizaron por primera vez pruebas al sistema automatizado que controla los trenes, para así descartar o confirmar si un error técnico pudo causar el accidente que cobró la vida de 9 pasajeros y dejó a 75 más heridos.

Ahora que se conocen las identidades de las 9 víctimas mortales del choque de trenes de Metro, entre los que había una madre salvadoreña, los investigadores federales están enfocados en las causas que lo provocaron.

Y es que mucho se ha especulado sobre si la conductora del tren que se despedazó, Jeannice McMillan reaccionó adecuadamente momentos antes accionando el freno, que es un pedal de piso con forma de hongo, una de las pocas maniobras de emergencia que se pueden hacer, cuando los trenes en horas de alto tráfico de pasajeros son operados automáticamente por un sistema computarizado.

La portavoz de la Junta de Nacional de Seguridad en el Transporte, Debbie Hersman explicó que han encontraron 3 controles en el tablero de la cabina en automático, uno era el indicador del tren en modo dirigido, el otro era un interruptor colocado en automático para protección de la maquinaria y el tercero era una manija que estaba en posición de automático y que permite  que el tren sea manejado a distancia.

Investigadores federales creen que la conductora intentó frenar, ya que también han encontrado el freno de pie presionado hasta el fondo, además de hallar prolongadas marcas en los rieles que dan a entender que las ruedas se detuvieron inesperadamente.

Por otro lado, también están investigando el pasado de la chofer del tren, quien tan sólo el mes de marzo había finalizado su entrenamiento como operadora.

Su comportamiento en el trabajo, su historial telefónico y de mensajes de texto, y las últimas 72 horas de su vida familiar están bajo la lupa para determinar si estaba cansada o sedada por algún medicamento.

Mientras tanto, los trabajos de limpieza con ayuda de grúas continúan en la línea roja, ya que para los próximos días está programada la reconstrucción del choque, y así determinar si falló el sistema computarizado de navegación de los trenes, si la operadora reaccionó demasiado tarde o si hubo una combinación de ambas situaciones.

Metro, por su parte empezará a retirar gradualmente cerca 1,000 vagones de la serie 300, como los involucrados en la tragedia, los cuales piensan reemplazar con $150 millones que están solicitando al Congreso y $150 millones más que aportarán los estados de Maryland y Virginia.

Más noticias

0 Comentarios