Continúa el debate sobre la ciudadanía para los hijos de indocumentados

El Senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham habló sobre la iniciativa de modificar la enmienda que garantiza la ciudadanía a los hijos de indocumentados en un evento de la Cámara de Comercio Hispana de EEUU.

Este martesen una ponencia en un evento de la Cámara de Comercio Hispana de los Estados Unidos, el orador principal el Senador republicano por Carolina del Sur Lindsey Graham reiteró su apoyo sobre una iniciativa para modificar la enmienda 14 de la constitución del país, y así negar la ciudadanía a los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos aquí.

Y aunque esta no es la primera vez que Graham les dice sus puntos de vista “antiinmigrantes” a una audiencia mayormente latina, su cambiante postura sobre el tema migratorio, preocupa a grupos proinmigrantes que hasta hace poco creían contar con su apoyo.

Un mes atrás en un almuerzo de la Cámara de Comercio Hispana de San Antonio, el republicano dijo que las leyes de inmigración perjudican la economía del país.

En entrevistas pasadas, Graham ha dicho que le preocupa que la enmienda 14, que les garantiza la ciudadanía a todas las personas nacidas en Estados Unidos, promueva la inmigración ilegal al país.

"A lo largo de la frontera puedes pagar de $2,500 a $5,000 dólares para que te ayuden a cruzar la frontera, te lleven a un hospital americano para que des a luz y ese niño se convierta automáticamente en un ciudadano americano", dijo Graham.

Pero según expertos, la iniciativa, además de no ser realista, es una estrategia más de los republicanos para desviar la atención sobre un asunto de mayor importancia, como lo es la reforma migratoria.

Algo en lo que demócratas y republicanos coinciden es que realizar modificaciones a una enmienda constitucional es una tarea muy difícil, y casi imposible, ya que requiere la aprobación de las dos terceras partes de ambas cámaras en el Congreso, además del consentimiento de al menos 38 estados.

Más noticias

0 Comentarios