Consternación en Alemania por el suicidio del portero Robert Enke

Alemania estaba de luto el miércoles por el suicidio de Robert Enke, favorito para defender la portería de la Mannschaft en el Mundial-2010 de fútbol, una tragedia que causó gran conmoción cuando los problemas psicológicos de los deportistas de élite siguen siendo tabú.

Alemania estaba de luto el miércoles por el suicidio de Robert Enke, favorito para defender la portería de la Mannschaft en el Mundial-2010 de fútbol, una tragedia que causó gran conmoción cuando los problemas psicológicos de los deportistas de élite siguen siendo tabú."Intenté darle esperanzas, perspectivas, decirle que el fútbol no lo es todo. Siempre estuve a su lado y pensé que gracias al amor podríamos superarlo", explicó su esposa Teresa al día siguiente de la muerte del portero del Hannover, de la 1ª división alemana.El guardameta de 32 años, ocho veces seleccionado con Alemania, se arrojó a las vías al paso de un tren a última hora del martes cerca de Hannover, donde vivía con su esposa y la niña que adoptaron en mayo. En 2006, la pareja perdió a su hija de 2 años por una grave malformación cardíaca congénita.Robert Enke sufría una depresión, según reveló su mujer durante una conferencia de prensa en la sede del club, y desde 2003 estaba en tratamiento psiquiátrico por miedo agudo al fracaso.En un país con gran cultura popular futbolística, la muerte del guardameta del Hannover (1ª división) causó una conmoción sin precedentes. Las principales televisiones le dedicaban ediciones especiales y su fotografía era portada de varios periódicos de información general.Cientos de aficionados se congregaron el mismo martes por la noche ante la sede del Hannover para depositar mensajes y encender velas.La canciller alemana, Angela Merkel, envió una carta de condolencias a la viuda, según su portavoz Christoph Steegmans, y el presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), Joseph Blatter, también manifestó su pesar por la muerte del jugador."Estoy inmensamente triste", declaró Franz Beckenbauer el mismo martes tras conocerse la noticia."Estamos todos en estado de shock, no tenemos palabras", decía por su parte Oliver Bierhoff, mánager de la selección nacional que entrena Joachim Löw.La conmoción es aún mayor teniendo en cuenta que su suicidio pone de manifiesto las dificultades existenciales de un futbolista en un mundo competitivo en el que sólo cuentan los resultados.La tragedia se produce apenas unas semanas después de que el ex internacional alemán Sebastian Deisler, de 29 años, publicara una autobiografía en la que cuenta las depresiones que atravesó durante su carrera.El entrenamiento de la Mannschaft del miércoles en Bonn fue anulado y el partido amistoso que tiene previsto contra Chile el sábado en Colonia está en duda.Enke, suplente de Jens Lehmann en la Eurocopa-2008, debutó en el Borussia Mönchengladbach (1996-1999), antes de fichar por el Benfica (1999-2002) y en 2002 por el Barcelona, que lo cedió al Fenerbahce turco y luego al Tenerife.

Más noticias

0 Comentarios