Consejos para evitar ahogamientos

De acuerdo al Departamento de Salud del Condado Orange en la Florida, la supervisión constante y activa de los niños es la clave para evitar un ahogamiento.

Ahora que se acerca la primavera, las vacaciones y la temporada de piscinas, es necesario que tenga en mente que los accidentes que pueden desencadenar ahogamientos pueden ocurrir en cualquier momento que un niño este cerca de un cuerpo de agua.

De hecho, de acuerdo a un estudio encargado por USA Swimming y realizado por la University of Memphis en el 2010, el 58% de los niños hispanos no saben nadar, por lo que cuentan con un peligro latente de ahogamiento.

Por ello es importante estar preparado y alerta para evitar tragedias que pueden prevenirse.

El Departamento de Salud del Condado Orange en la Florida da a conocer los siguientes consejos para disfrutar del agua con seguridad:

Sea consciente sobre los ahogos. Tenga en cuenta que, aunque la mayoría de los accidentes de ahogos y casi ahogos se producen en piscinas, los ahogos también pueden ocurrir en la playa, en un lago, en una bañera, inodoro, e incluso un charco de agua.

Edúquese sobre la seguridad en el agua y tome todas las precauciones necesarias para evitar un accidente por ahogo.

Supervisión constante y activa es la clave. Asegúrese de que los niños que están participando en actividades dentro del agua son supervisados por un adulto responsable y que no esté distraído. Es muy aconsejable para los adultos practicar la supervisión por el tacto o "tocar" que significa no estar a más de 3 pies o que pueda alcanzar al niño que está en el agua cuando el adulto extienda sus brazos.

Utilice niveles de protección. En caso de que la supervisión falle debido a un error humano, instalar una cerca de 4 pies con portones que tengan auto-cierre alrededor de la piscina u otros cuerpos de agua potencialmente peligrosos. Asegúrese de que todas las entradas a los cuerpos de agua, incluyendo la puerta del baño, están cerrados en todo momento y de difícil acceso para los niños pequeños. Asimismo, instale alarmas en todas las puertas de salida a la piscina, estanque, o zona de un lago.

Educar. Enseñe a los niños sobre la importancia de estar siempre con un adulto y siempre nadando con un amigo.

Seguridad en el agua y natación. Cuando el niño esté listo en su desarrollo, inscríbalo en clases de natación.

Este preparado para una emergencia en el agua. Asegúrese de que está listo para responder en caso de una emergencia: tener un teléfono de emergencia cerca del cuerpo de agua, tener equipo de rescate y de seguridad disponible, aprender a nadar, y aprender a administrar resucitación cardiopulmonar (CPR).

Disfrute de esta primavera y verano, pero siempre tomando en cuenta las medidas oportunas de seguridad para su familia, a fin de evitar tragedias. Y si tiene la oportunidad, procure enseñar a sus hijos a nadar o llévelos a tomar clases de natación.

Más noticias

0 Comentarios