El Consejo de Europa elaborará el mapa del tráfico humano en el continente

Un grupo de expertos del Consejo de Europa, el GRETA, se enfrentará durante su primer mandato a la difícil tarea de trazar un panorama general del tráfico de seres humanos en Europa.Reunido en su primera sesión hasta este viernes, el grupo, compuesto por 13 expertos independientes en derechos humanos y especialistas de la trata de personas, discutió la forma de evaluar cuáles son las lagunas legislativas de los 20 países miembros del Consejo de Europa que ratificaron la nueva convención europea sobre el tráfico humano."No sabemos exactamente cuántas personas son víctimas del tráfico. Esto formará parte de nuestro trabajo", explicó a la AFP la presidenta del grupo, la jurista noruega Hanna Sophie Greve.La Organización Internacional del Trabajo (OIT) avanza la cifra de 2,5 millones de víctimas en el mundo, pero ésta concierne únicamente al trabajo forzado y no tiene en cuenta las víctimas de países en guerra, de explotación sexual y las víctimas de robos de órganos."El tráfico es el hecho de reclutar, trasladar o transferir a una persona cuando al final sabemos que será víctima de la explotación", recuerda el francés Nicolas Le Coz, vicepresidente del grupo. "Se puede tratar de un hombre, una mujer o un niño. No hay discriminación", subraya.Greve cita el caso de una togolesa que fue enviada a Francia por un amigo de su padre con la promesa de una educación y fue retenida como sirvienta y obligada a trabajar 15 horas al día. "Fue un vecino quien alertó a una ONG francesa que lo declaró a las autoridades y Francia fue condenada por la Corte Europea porque no había previsto una condena penal para este tipo de tratamiento", recordó la presidenta.El GRETA afirma no tener ningún país en particular en su punto de mira ni "ninguna lista negra". "Nuestro mandato (de 4 años) concierne a todos los países", afirma su presidenta.Según un método de trabajo similar al utilizado por el Comité de Protección contra la Tortura, que vigila las prisiones de los países del Consejo de Europa, el nuevo grupo evaluará cómo sus miembros respetan la Convención y modifican su legislación en consecuencia.Se publicarán frecuentemente informes de evaluación sobre las medidas tomadas por los países. Para ello, el grupo elaborará un cuestionario que será enviado a los Estados miembros. Según el GRETA, estos cuestionarios constituirán "una fuente muy importante de informaciones". En caso de respuestas ambiguas, el grupo se reserva la posibilidad de hacer preguntas complementarias, solicitar la opinión de ONG o desplazarse al lugar.La Convención, ratificada por 20 países europeos y firmada por otros 20, es considerada por el Consejo de Europa como una herramienta "muy audaz y muy moderna" para prevenir el tráfico, proteger a las víctimas y llevar a los traficantes ante la justicia.

Más noticias

0 Comentarios