Congreso hondureño analiza restitución de Zelaya, Micheletti regresa

El Congreso hondureño analiza este miércoles si restituye o no al derrocado presidente Manuel Zelaya, el mismo día en que el mandatario de facto, Roberto Micheletti, retorna al poder del que se retiró temporalmente para no entorporcer los comicios presidenciales.

El Congreso hondureño analiza este miércoles si restituye o no al derrocado presidente Manuel Zelaya, el mismo día en que el mandatario de facto, Roberto Micheletti, retorna al poder del que se retiró temporalmente para no entorporcer los comicios presidenciales.La reunión de diputados se celebra tres días después de la arrolladora victoria del opositor Porfirio Lobo, del Partido Nacional (PN derecha) en las elecciones organizadas por el régimen de facto para superar la crisis política, pero que no han sido reconocidas por buena parte de la comunidad internacional.Los 128 diputados del Congreso están convocados a partir de las 10H00 (14H00 GMT) para debatir el punto cinco del Acuerdo Tegucigalpa/San José, suscrito el pasado día 30 de octubre para salir de la crisis por las comisiones de Zelaya y de Micheletti, bajo la égida de Estados Unidos.Dicho punto deja en manos del Parlamento unicameral hondureño la potestad de retrotraer la situación política que prevalecía antes del 28 de junio, fecha del golpe de Estado que depuso a Zelaya y lo envió a Costa Rica.Antes de tomar una decisión, los diputados conocerán el contenido de las opiniones de la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público, la Procuraduría General de la República, Comisionado de Derechos Humanos, explicó este miércoles el presidente José Alfredo Saavedra.Se desconoce todavía si en el pleno adoptará una posición o por el contrario, nombrarán una comisión que analice el contenido de los informes de dichas instituciones para posteriormente decidir si restituyen a Zelaya en el poder o no.Según el analista político José Ramón Martínez, es poco problable que los diputados vayan a restituir a Zelaya, refugiado desde hace dos meses en la embajada de Brasil y cuyo mandato finalizaba el 27 de enero."Si los diputados del Congreso Nacional declaran que es ilegal (su destitución) incurren en un delito y pueden ser sometidos a un proceso penal", dijo a la AFP."Eso supondría que actuaron de manera ilegal el 28 de junio", cuando casi por unanimidad votaron a favor de la destitución de Zelaya, a quien horas antes los militares sacaron de la cama a punta de fusil y lo enviaron en un avión a Costa Rica.En esa sesión leyeron una supuesta carta de dimisión del presidente depuesto, quien desmintió haberla escrito.Zelaya pretendía organizar ese día una consulta popular con vistas a convocar una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución que contemplara la reelección presidencial.Según Carlos Eduardo Reina, uno de sus más próximos asesores, que este miércoles abandonó la embajada de Brasil donde lo acompañó a lo largo de más de dos meses, los diputados también están acusados de "graves delitos: falsificaron la firma del presidente Zelaya".Reina señaló, en una rueda de prensa, que la "restitución de Zelaya es obligación de quienes lo derrocaron".La presidencia portuguesa de la XIX cumbre Iberoamericana exigió el martes la restitución de Zelaya en la presidencia de Honduras, en un comunicado que no mencionó las elecciones del domingo, al cierre de la XIX cumbre en Estoril, 25 km al oeste de Lisboa.El presidente electo, Porfirio Lobo, ha evadido pronunciarse sobre este espinoso asunto que ha fracturado a los hondureños y ha dividido profundamente a la comunidad internacional."Haré todo lo necesario para que lo que suceda contribuya a generar paz a la nación", dijo.Por otra parte, el presidente de facto Roberto Micheletti, reanuda sus funciones públicas "normales" este miércoles después de haber permanecido apartado -"como si hubiera estado de vacaciones"- desde el pasado 26 de noviembre, para que la atención se concentrara en las elecciones y no en la crisis política.En su agenda no está reunirse con el presidente electo por el momento, confirmó a la AFP su portavoz, René Zepeda.De todas maneras, la canciller de Zelaya anunció que el presidente derrocado no aceptará las elecciones del domingo aunque sea restituido en el poder antes de que asuma el derechista Porfirio Lobo el 27 de enero porque sería "blanquear" el golpe de Estado.

Más noticias

0 Comentarios