Congreso hondureño consultará a la Corte y otras instituciones sobre acuerdo

La directiva del Congreso Nacional hondureño decidió este martes consultar a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y a otras tres instituciones sobre la restitución del mandatario depuesto Manuel Zelaya, antes de someterla a votación.

La directiva del Congreso Nacional hondureño decidió este martes consultar a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y a otras tres instituciones sobre la restitución del mandatario depuesto Manuel Zelaya, antes de someterla a votación.Además de la Corte, el Congreso también ha solicitado su opinión al Ministerio Público, la Procuraduría General de la República y el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos."La instituciones consultadas deberán remitir sus informes en los tiempos que determinen sus marcos legales internos, tomando en consideración, además, la importancia y el interés nacional del asunto", dijo la directiva del Congreso en un comunicado, aunque sin dar un plazo.Los cuatro organismos, incluido el Congreso, ya se habían pronunciado con anterioridad a favor del derrocamiento de Zelaya.Convocada por el presidente del Congreso, José Angel Saavedra, la directiva cumple así una de las recomendaciones del acuerdo Tegucigalpa/San José resultante del Diálogo de Guaymuras, suscrito el pasado viernes por las dos partes en conflicto, Zelaya y el mandatario de facto Roberto Micheletti.También dilata el proceso, para desesperación de Zelaya, que exigía su restitución para este jueves, cuando debe quedar establecido el gobierno de unidad nacional previsto en el acuerdo.Se espera que con la instalación formal este martes de la Comisión de Verificación del acuerdo, se agilice el proceso.Coordinada por la Organización de Estados Americanos (OEA), esta comisión está integrada por el ex presidente chileno (2000-06) Ricardo Lagos, la secretaria de Trabajo de Estados Unidos, Hilda Solís, y los hondureños Jorge Arturo Reina en representación del depuesto presidente Manuel Zelaya y Arturo Corrales, por el gobierno de facto.Además, los protagonistas de la crisis hondureña discrepan en la interpretación del acuerdo.Mientras que Zelaya considera que la votación del Congreso debería ser un mero trámite para restituirlo, el gobierno de facto asegura que los 128 diputados pueden rechazar la restitución y ello no invalidaría el acuerdo.El futuro del mismo estará pues en las manos de los 128 diputados del Congreso. De estos, los medios locales calculan que 26 diputados votarían a favor de la restitución de Manuel Zelaya, de los cuales 20 pertenecen a su partido, el PL, mientras que el resto son de la UD y la Democracia Cristiana.Todas las miradas están puestas en el candidato presidencial del PN, Porfirio Lobo, cuya bancada -de 55 diputados- podría tener la llave del resultado de la votación del Congreso. "Estamos dispuestos a colaborar en lo que podamos", dijo el candidato.En plena campaña electoral, buscando en muchos casos la reelección, muchos de esos diputados temen pagar un alto costo político ante su electorado, poco favorable al regreso del presidente depuesto.Elvin Santos, candidato presidencial del PL, instó al Congreso a que tome "ya" una decisión, "sin darle largas al asunto".La Resistencia contra el Golpe, que demanda la restitución de Zelaya, instaló una vigilia permanente frente al edificio del Congreso para presionar a los diputados.Desde la OEA, su secretario, José Miguel Insulza, también puso más presión al proceso. Primero "se debería instalar el Gobierno de Unidad Nacional", previsto para este jueves, y el Congreso debería decidir restituir al derrocado Manuel Zelaya."Lo ideal será que (los congresistas) lo hicieran ya. Es hora que se dejen de retórica y se vayan a lo serio", agregó Insulza desde Ecuador.Mientras la crisis se resuelve, cuatro de los seis candidatos presidenciales firmaron un Pacto Social para fortalecer la democracia, la paz y libertad.

Más noticias

0 Comentarios