Congreso Mundial busca prevenir la obesidad infantil

La obesidad se difunde entre los niños a nivel mundial y deben implementarse medidas preventivas con énfasis en una dieta baja en grasas y actividad física regular durante los 2 primeros años de vida.

Congreso Mundial busca prevenir la obesidad infantil Congreso Mundial busca prevenir la obesidad infantil

Congreso Mundial busca prevenir la obesidad infantil

El congreso de 2 días reunió a peritos líderes de todo el mundo para tratar el impacto de la transición nutricional, los cambios drásticos en los patrones de dieta y ejercicio en los países en desarrollo, que han llevado a aumentos sin precedentes en la incidencia del sobrepeso y la obesidad en adultos y niños de todo el mundo.

En el Congreso Mundial sobre Transición Nutricional en Orlando, Florida, se encontraban los siguientes exponentes: el Dr. Bill Lands, conocido experto en grasas dietarías; el Dr. Harry Greene, profesor emérito de Pediatría en Vanderbilt University; el Dr. Marco DeAngelis, profesor de ciencias del ejercicio en la Universidad de L'Aquila, Italia, y el premio Nobel Dr. Louis Ignarro.

En los Estados Unidos, las tasas de obesidad en los niños se han cuadruplicado en los últimos 25 años. Además, junto con la globalización de la economía, "la dieta y los hábitos insalubres de las naciones industrializadas también se están globalizando", comentó Greene.

No sólo se ven afectados los adultos, sino que la incidencia de la obesidad infantil aumenta en forma explosiva en todo el mundo. "En el Reino Unido, las tasas de obesidad infantil han ido aumentando un 0.5% por año en los últimos 10 años, y en países como China, donde la obesidad era prácticamente desconocida hace 15 años, los índices tienen un aumento similar", destaca Greene.

Como resultado, los niños empiezan a sufrir las mismas enfermedades relacionadas con la obesidad que los adultos, tal como diabetes tipo 2 e hipertensión. Pero la diferencia entre niños y adultos es que en los niños hay un intervalo más breve entre la aparición de la obesidad y el desarrollo de las enfermedades relacionadas. 

Las tácticas cruciales para la prevención de la obesidad incluyen una dieta sana baja en grasas, con énfasis en el consumo de frutas y vegetales, granos enteros y proteínas magras, con cantidades limitadas de dulces. También es importante establecer el hábito del desayuno y limitar las comidas fuera de casa, si bien es más difícil para las familias con limitaciones de tiempo.

Los científicos dicen que las tácticas de prevención son cruciales, ya que la obesidad puede asentarse en firme tan prematuramente como a los 5 años. 

"Si pudiéramos prevenir la obesidad infantil, esta generación vería una reducción del 50% en la obesidad de los adultos", comentó Greene.

Más noticias

0 Comentarios