Confusión sobre el paradero del líder opositor boliviano Manfred Reyes

El paradero del líder opositor Manfred Reyes Villa, quien decidió pasar a la clandestinidad tras considerarse un perseguido político, es un misterio: mientras el gobierno del presidente del país, Evo Morales, dice que huyó a Estados Unidos, su entorno político cree que se encuentra en Bolivia.

El paradero del líder opositor Manfred Reyes Villa, quien decidió pasar a la clandestinidad tras considerarse un perseguido político, es un misterio: mientras el gobierno del presidente del país, Evo Morales, dice que huyó a Estados Unidos, su entorno político cree que se encuentra en Bolivia.Andrés Ortega, portavoz de Convergencia Nacional, partido que postuló a Reyes Villa para la elección presidencial del pasado 6 de diciembre, aseguró este lunes a la cadena de televisión privada Unitel que Reyes Villa "se encuentra a buen recaudo" y que presume que está en Bolivia porque ha recibido llamadas de él desde teléfonos locales."Hay muchas versiones sobre el tema, oficialmente puedo decir que Manfred Reyes Villa se encuentra a buen recaudo y en todas las ocasiones que hemos hablado con él siempre nos ha hablado de teléfonos locales", remarcó.Aclaró, sin embargo, que ni los asesores cercanos ni los portavoces saben el lugar exacto donde se encuentra "por cuestiones de seguridad, tanto de él, como de la nuestra".El líder opositor comenzó a ocultarse hace tres semanas, tras asegurar que había motivaciones políticas en los juicios que le seguían varias instancias estatales por supuestos malos manejos cuando dirigió la Gobernación de Cochabamba (2007-08).Sobre el paradero del dirigente, uno de sus seguidores, el diputado electo Alejandro Zapata, afirmó este lunes que "no sabemos si Reyes Villa está en Bolivia o en el exterior pero ya no es lo importante; lo que creemos es que en el país se debe restituir el estado de derecho, se de una garantía para un proceso correcto"."Manfred Reyes Villa es un perseguido político. El único líder de la oposición se encuentra en la clandestinidad porque el partido de Gobierno lo que quiere es anular a Reyes Villa de la oposición", acotó Zapata.Reyes Villa se ubicó segundo en las elecciones generales de diciembre con 27% de los votos, contra los 64% de Morales, y confirmó que es la segunda fuerza política en Bolivia.El paso a la clandestinidad de Reyes Villa generó un gran malestar en el Gobierno, especialmente porque a comienzos de diciembre el presidente Morales prometió llevarlo a la cárcel, en un anuncio que la oposición consideró como una clara señal de que se le estaba persiguiendo.El ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, dijo el domingo que Reyes Villa fugó del país, por un poblado fronterizo con Perú, burlando los controles de migración y un arraigo judicial que pesaba sobre él y viajó a Estados Unidos el 14 de diciembre pasado por el aeropuerto de Lima."Para aclarar definitivamente este hecho, lo que corresponde ahora es establecer las responsabilidades profesionales de algunos funcionarios de Migración, de la Policía, del Servicio de Inteligencia del Estado y de la Policía Internacional (Interpol)", argumentó.En esa línea de sanciones, ya fueron relevados de sus cargos los coroneles Armando Chopitea y Jorge Santisteban, jefes de Interpol Bolivia y del Servicio de Inteligencia, respectivamente, además de severos ajustes en los controles migratorios.El episodio de Reyes Villa se presenta en un contexto en que el Gobierno prepara cargos contra tres de los cuatro prefectos que, desafiando a Morales, realizaron referendos autonómicos en 2008.El cuarto prefecto, Leopoldo Fernández, está en la cárcel desde hace más de un año, sindicado de ser autor intelectual de la muerte de una decena de partidarios del gobierno en una revuelta que se produjo en el departamento de Pando en septiembre de 2008.

Más noticias

0 Comentarios