Condenan en Italia a 23 ex agentes de CIA por secuestro de imán egipcio

Por primera vez en Europa, la justicia italiana condenó este miércoles a 23 ex agentes de la CIA y dos italianos por el secuestro de un imán egipcio en 2003, como parte de un plan de traslados secretos de prisioneros organizado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Por primera vez en Europa, la justicia italiana condenó este miércoles a 23 ex agentes de la CIA y dos italianos por el secuestro de un imán egipcio en 2003, como parte de un plan de traslados secretos de prisioneros organizado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001."Expresamos nuestra decepción por el veredicto de Milán", declaró Ian Kelly, portavoz del departamento de Estado norteamericano tras conocer el veredicto.Los ex agentes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, entre ellos el responsable en Milán de la organización, Robert Lady, fueron condenados en ausencia por el secuestro el 17 de febrero de 2003 en una calle de Milán del ex clérigo egipcio, llamado Abu Omar, sospechoso de terrorismo.Lady fue condenado a ocho años de cárcel, mientras los demás estadounidenses fueron recibieron condenas a cinco años de prisión.El religioso musulmán fue secuestrado con la ayuda de agentes italianos y llevado a la base estadounidense de Aviano, en el noreste de Italia, según la instrucción llevada a cabo por el juzgado de Milán encargado del caso.El ex jefe de la inteligencia militar italiana (SISMI), el general Nicolo Pollari, uno de los siete italianos acusados de complicidad en el secuestro, "no fue juzgado", según el tribunal, debido a que su papel en el caso está "cubierto por el secreto de Estado".Omar fue trasladado y encarcelado después en una prisión de alta seguridad de las afueras de El Cairo, donde según él fue torturado.El juez milanés Oscar Magi estableció que tres estadounidenses, entre ellos el jefe de la CIA en Italia, Jeff Castelli, así como Bernie Medero y Ralph Russomando, no pueden ser procesados debido a que "gozan de inmunidad diplomática", por lo que dispuso el retiro de la orden de detención cautelar que existía.Dos agentes italianos del SISMI fueron condenados por complicidad a tres años de cárcel."Hemos demostrado la verdad", comentó el fiscal del caso, Armando Spataro, quien había pedido 13 años de cárcel para el ex jefe de la inteligencia italiana Pollari y su asistente.En total, 33 personas fueron juzgadas en Milán, entre ellas 26 agentes de la CIA en rebeldía.Abierto en junio de 2007, el juicio fue suspendido poco después en espera de una decisión de la Corte Constitucional italiana sobre un conflicto que oponía a la fiscalía de Milán, encargada de la investigación, y al gobierno italiano, que invocó el secreto de Estado.La organización de defensa de derechos humanos Human Rights Watch se felicitó por el veredicto que establece claramente que "nadie puede ser considerado inocente".La entidad criticó el empleo de la inmunidad diplomática para "proteger a autores de delitos graves y violaciones de los derechos humanos"."No sabremos jamás, gracias al secreto de Estado, si Italia estuvo involucrada en secuestros ilegales, torturas y violaciones de las leyes internacionales", lamentó por su parte un portavoz del Partido de los Comunistas Italianos.El juez estableció que los condenados paguen una indemnización para el imán de un millón de euros y de 500.000 euros a la esposa.

Más noticias

0 Comentarios