Condenados a 16 meses de cárcel los dos suizos retenidos en Libia

Los dos hombres de negocios suizos retenidos en Trípoli desde hace más de un año, a raíz del arresto en Suiza de un hijo del dirigente libio Muamar Kadhafi, fueron condenados el martes a 16 meses de cárcel por "estancia irregular" y deberán comparecer de nuevo ante la justicia.

Los dos hombres de negocios suizos retenidos en Trípoli desde hace más de un año, a raíz del arresto en Suiza de un hijo del dirigente libio Muamar Kadhafi, fueron condenados el martes a 16 meses de cárcel por "estancia irregular" y deberán comparecer de nuevo ante la justicia.Los dos suizos "han sido condenados por un tribunal de Trípoli, especializado en infracciones y crímenes cometidos por extranjeros, a 16 meses de cárcel y a 2.000 dinares libios (1.100 euros, 1.650 dólares) cada uno por estancia ilegal en Libia", declaró una fuente judicial que pidió el anonimato."La sentencia entra en vigor a partir del martes", recalcó la misma fuente, que precisa que sólo se tendrán en cuenta los 20 días que permanecieron encarcelados después de su arresto en julio de 2008.Los dos hombres, que se encontraban en la embajada suiza en Trípoli, están encarcelados, agregó la fuente judicial, precisando que "podrían recurrir la sentencia en un plazo de una semana".Deben comparecer de nuevo en diciembre ante la justicia por otro caso en el que se les acusa de ejercer "actividades económicas sin autorización", afirmó la fuente sin dar fechas.Max Göldi, jefe de la filial del grupo de ingeniería ABB, y Rachid Hamdami, responsable de una PyME suiza, habían sido detenidos y liberados bajo fianza en julio de 2008.Su detención se produjo después del arresto en Ginebra de un hijo del dirigente libio Muamar Kadhafi, Hannibal, y de su esposa por una denuncia de malos tratos presentada por dos empleados domésticos.Desde su liberación en julio de 2008, los dos hombres de negocios residían en la embajada suiza en Trípoli.A mediados de septiembre, tras ser invitados a someterse a pruebas médicas, los dos suizos fueron llevados a un lugar secreto, en una operación que Berna calificó de "secuestro", antes de ser devueltos el 9 de noviembre a su embajada.Libia dijo que no los había secuestrado, sino que "su traslado" estaba motivado por un llamamiento de la prensa y de diputados suizos en favor de una operación comando para liberarlos.Suiza estimó que el traslado de los dos hombres a la embajada era un éxito de las medidas adoptadas por Berna, como la suspensión del acuerdo de normalización bilateral y la limitación en la atribución de visados a los libios.Mientras Berna afirma que tendrían que haber regresado al país antes del 20 de octubre en virtud de un acuerdo entre los dos países, Libia asegura que la "única promesa" que había hecho fue la de acelerar el procedimiento judicial.El anuncio de la condena de los suizos se produjo dos días después que el país europeo prohibiera la construcción de minaretes en su territorio, causando indignación en los países musulmanes.

Más noticias

0 Comentarios