La Comisión Europea cede y sale en ayuda de los productores de leche

La comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel, presionada por 21 gobiernos de la UE y la movilización de los productores de leche, prometió este lunes una ayuda de 280 millones de euros al sector para hacer frente a la caída drástica de los precios.

La comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel, presionada por 21 gobiernos de la UE y la movilización de los productores de leche, prometió este lunes una ayuda de 280 millones de euros al sector para hacer frente a la caída drástica de los precios."Voy a vaciar mis bolsillos y tengo 280 millones de euros (420 millones de dólares) para los agricultores" del sector lechero, dijo la comisaria en Luxemburgo, a su llegada a una reunión de ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE).Después de meses de controversia, Fischer Boel dio finalmente el brazo a torcer, respondiendo a la petición de un grupo de 21 países, entre éstos España, Alemania y Francia, que reclamaban una ayuda de unos 300 millones de euros para 2010 sin perjuicio para el resto de los sectores agrícolas.Estos países, 21 de los 27 que integran la UE, militan para que Bruselas impida que el sector lácteo quede a merced de la ley del mercado, con la supresión progresiva de las cuotas de producción, que será total a partir de 2015.Estos 280 millones de euros "es todo lo que tengo. No tengo una cuenta secreta en Suiza ni en ningún otro lado", previno la comisaria de Agricultura, sin dar detalles de cómo se distribuirá la ayuda. Antes del inicio de la reunión en Luxemburgo, la ministra española de Medio Rural, Elena Espinosa, abogó por la "prudencia" respecto a sus resultados e insistió en que cualquier ayuda europea "no puede salir de otros sectores económicos"."Hace falta un mensaje financiero hoy en Luxemburgo", destacó por su parte el ministro francés, Bruno Le Maire. Los productores necesitan "algo para seguir adelante hasta la recuperación de los precios" de la leche, que empieza a sentirse en el mercado mundial pero que no repercutirá en Europa hasta dentro de unos meses, comentó un diplomático.Centenares de agricultores llegaron el lunes a Luxemburgo para acentuar la presión sobre los ministros, con una manifestación que obligó a la policía a acordonar el barrio donde se desarrolla la reunión. Padraig Walshe, presidente de la Federación de Sindicatos Agrícolas Europeos, la COPA, se felicitó de la promesa de Bruselas, estimando no obstante que la suma de 280 millones de euros era "insuficiente"."No podemos continuar así en Europa, con agricultores al borde de la bancarrota", subrayó Walshe, agregando que otros sectores, como la ganadería o el de los cereales, también se hallan "bajo presión". Fischer Boel explicó por otro lado que aprobaba la mayoría de las posiciones del grupo de 21 países en favor de medidas de regulación del mercado, como ayudas destinadas a las reservas cuando bajan las ventas.Pero lo que muchos productores piden es que Bruselas dé marcha atrás en la supresión progresiva de las cuotas de producción lecheras, algo que la Comisión Europea no parece estar dispuesta a aceptar. La Federación Europea de Productores Lecheros, que en las últimas semanas convocó varias huelgas, se manifestó en Luxemburgo bajo el eslogan "No a las subvenciones para el sector lechero, sí a una regulación flexible de las cantidades".

Más noticias

0 Comentarios