Comienzan a sentirse efectos del derrame de petróleo

Obama convocó a los gobernadores de Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida para unificar esfuerzos.

El Estado de Luisiana empezó a sentir los primeros efectos de la llegada de una mancha de petróleo que crece a un ritmo de 5,000 barriles diarios. 

El Gobernador de Luisiana declaró el estado de emergencia para enfrentar el derrame que se origina de una plataforma hundida en el Golfo de México y cuya fuga no ha podido ser detenida aún. 

No sólo las costas de Luisiana corren peligro sino también están en riesgo las costas de Misisipi, Alabama y Florida. 

Ante la emergencia el Presidente de Estados Unidos convocó a los gobernadores de esos 4 estados a unificar esfuerzos.

Barack Obama dijo que el problema está siendo estudiado y que se están examinando soluciones, incluyendo el apoyo de las fuerzas armadas.

Hablando este viernes desde la Casa Blanca, el Presidente prometió que se hará lo que sea necesario para lidiar con el derrame.

Más noticias

0 Comentarios