Comercio electrónico de EEUU sumergido ya en tradicional guerra de precios

Apenas salido de la primera recesión en su joven historia, el comercio electrónico de Estados Unidos se deja ganar por una tradicional guerra de precios.

Apenas salido de la primera recesión en su joven historia, el comercio electrónico de Estados Unidos se deja ganar por una tradicional guerra de precios.Mientras que ya se perfila un aumento de las ventas en el inicio de la temporada de Navidad, con un alza de 3% con relación al año pasado esperada por la oficina especializada comScore, los distribuidores en línea multiplican las promociones siguiendo el ejemplo de los vendedores tradicionales, a riesgo de reducir los márgenes de beneficios y de amenazar la sobrevivencia de los más débiles.El líder mundial de la distribución minorista Wal-Mart, cuya presencia en internet parecía hasta ahora secundaria, se lanzó a una carrera de descuentos con Amazon, que en 10 años no dejó de reforzar su posición de líder mundial del comercio en línea.El director del sitio internet Walmart.com, Raul Vasquez, multiplicó sus declaraciones estas últimas semanas para que nadie ignore sus ambiciones: "nuestro fin es hacer de walmart.com el sitio más visitado que exista", dijo durante una conferencia de analistas a principios de mes.Esta ambición se ha convertido en una guerra de precios lanzada este otoño boreal y sobre los principales éxitos comerciales del momento, vendidos a precios muy reducidos tanto en Wal-Mart como en Amazon.Se trata de juguetes y productos electrónicos que tienen rebajas que alcanzan a veces 50%, lo que da la impresión de que hay una guerra de precios por todas partes, y podría ser potencialmente dañina no sólo para los principales actores de este conflicto, sino para los sitios más pequeños, que corren peligro de ser abandonados por consumidores en busca de ofertas.Para el analista Lee Eisenberg, Amazon corre el riesgo de convertirse en trivial, si responde a la guerra de los precios de Wal-Mart, porque "Amazon siempre ha sido construido sobre algo más, el servicio".La inmensa mayoría de los analistas no parece muy preocupada sin embargo: el grupo se mostró impermeable a la crisis durante el año pasado, y a pesar de márgenes modestos (ni siquiera alcanzó 200 millones de dólares de beneficio por 5.500 millones de dólares de volumen de negocios en el tercer trimestre), y debería poder contar con su experiencia.Fijó por otra parte previsiones muy optimistas para el período corriente (hasta +56% de ventas sobre un año).Más aun cuando según una encuesta de Bank of America Merrill Lynch, la fuerte mediatización de la ofensiva de Wal-Mart en el comercio electrónico no impidió a Amazon proponer generalmente los mejores precios.El tercer gigante del sector, eBay, ofrece precios "muy comparables" a los de Amazon, según esta encuesta, pero su sitio es considerado menos agradable de navegar, y penalizado por gastos de envío más elevados.Pese a ello eBay dio muestra el pasado fin de semana de la buena salud del comercio electrónico: debido a un número récord de artículos a la venta (+33% en un año), su sitio sufrió por un atascamiento, aunque fue una avería potencialmente costosa en indemnizaciones (por subastas bloqueadas, desembocando en transacciones bajas) y un daño en su imagen.Aunque la celebración no debe comenzar todavía, porque si bien las ventas electrónicas de los minoristas crecieron 2% sobre un año desde noviembre, tras la caída de 3% entre el 1 de noviembre y el 23 de diciembre de 2008, igualmente quedaron por debajo de la segunda y tercera semana de noviembre de 2007.

Más noticias

0 Comentarios