Comer saludable ¡sin renunciar a lo nuestro!

Saborear nuestros ricos platos es un placer al que pocos están dispuestos a renunciar a la hora de comer más saludable.

Saborear nuestros ricos platos es un placer al que pocos están dispuestos a renunciar a la hora de comer más saludable. Pero ¿y si les dijera que no hace falta que renunciemos a nuestra identidad cultural y a nuestro gusto gastronómico para mejorar nuestra dieta? Les tengo una serie de ideas que les ayudarán a disfrutar de la comida latina haciendo pequeños y sencillos cambios en su preparación.

1.Cocine en casa más a menudo. Además de resultar más económico que salir a comer a un restaurante puede ser más saludable, pues le da mayor control sobre los productos que utiliza y cómo los condimenta.

2.Para quienes comen diariamente arroz y habichuelas les tengo buenas noticias. No tienen que renunciar a este placer. De hecho las habichuelas o los frijoles son una excelente fuente de nutrientes y, además, son digestivos.

3.En el caso del arroz, estos granos tienen muchos carbohidratos. Intente moderar la cantidad de arroz que sirve pues los carbohidratos solo deben componer un cuarto de la comida del plato. Puede utilizar una taza o un medidor para racionar el arroz una vez cocinado.

4.Les tengo, además, una interesante sugerencia. Pruebe en combinar, de vez en cuando, el arroz blanco con el arroz integral. A mucha gente no le gusta el sabor del arroz integral, conocido en inglés como brown rice, pero al mezclarlo con el arroz blanco no notará tanto ese sabor y hará algo positivo por su salud pues el arroz integral tiene mucha fibra, lo cual facilita la digestión.

5.Trate de freír menos y hornee o ase más. Pruebe a meter al horno los tostones o el pollo, o ase la carne en vez de meterla en el aceite hirviendo.

6.Si le gustan los chicharrones no renuncie a ellos pero cómalos solamente muy de vez en cuando y vigile, en general, la cantidad de fritura que ingiere.

7.Si va a freír o rehogar trate de utilizar aceite de oliva o vegetal pues es más saludable y tiene menos grasas saturadas.

8.Beba más agua y menos bebidas gaseosas. Considere también beber agua de coco pues es muy saludable.

9.Cuando compre jugos naturales lea la etiqueta para saber que cantidad de azúcar contienen e intente seleccionar aquellas bebidas producidas con menos azúcares y menos ingredientes artificiales.

10.Acuérdese de comer de cinco a siete piezas de fruta y verduras al día. Si acompaña cada una de sus comidas con una ensalada estará proporcionando un gran porcentaje de los vegetales que su cuerpo necesita diariamente.

Si usted desea más información sobre qué hacer para mantener una dieta y una vida saludable visite la página de Internet de Mass In Motion.

Más noticias

0 Comentarios