Colombia "aporta" el 10% de las víctimas de minas antipersona en el mundo

El gobierno colombiano admitió el martes que Colombia "aporta" cerca del 10% del total de víctimas por minas antipersona en el mundo, y señaló que grupos armados ilegales recurren cada vez más a esos artefactos para proteger los cultivos ilícitos, según funcionarios.

El gobierno colombiano admitió el martes que Colombia "aporta" cerca del 10% del total de víctimas por minas antipersona en el mundo, y señaló que grupos armados ilegales recurren cada vez más a esos artefactos para proteger los cultivos ilícitos, según funcionarios."Colombia aporta algo más del 10% del total de víctimas de minas antipersona en el mundo", precisó Andrés Dávila, director del programa presidencial para la Acción Integral contra Minas Antipersona, en conferencia de prensa en Bogotá.Dávila, incluso, denunció que en algunas zonas del país los grupos armados ilegales cobran a las víctimas civiles por haber activado el artefacto.El funcionario señaló que los narcotraficantes han desplazado los cultivos ilícitos hacia los parques naturales nacionales, en razón a que por ley, esas zonas no pueden ser aspersadas o fumigadas desde el aire."Los narcotraficantes han encontrado un paraíso en esos territorios", agregó.Por su parte, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, aseguró que los grupos armados ilegales, como la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), recurren con mayor frecuencia al uso de minas para proteger los cultivos ilícitos."El narcotráfico se vuelve cada vez más importante para la guerrilla de las FARC y por lo tanto hay que cuidar más esos cultivos", precisó Santos.Según el funcionario, se ha detectado que el mapa de las áreas minadas tiene que ver cada vez más con las zonas donde se encuentran los cultivos ilegales de coca (materia prima de la cocaína).Sin embargo, Santos destacó que el número de víctimas de las minas antipersona en Colombia ha disminuido gracias a las campañas de prevención, lo que no necesariamente significa que los grupos ilegales hayan dejado de utilizar esos artefactos.Así, según estadísticas oficiales, se conoce que en lo que va del año un total de 491 personas han sido víctimas de las minas, de las cuales 350 son militares y 141 civiles.La cifra contrasta con las 860 víctimas registradas en 2008 y las 904 de 2007. Entre 1990 y septiembre de 2009, un total de 8.034 personas han sido afectadas por esos artefactos en el país andino.Santos y Dávila hicieron este martes la presentación de la segunda conferencia de examen de la Convención sobre la prohibición de minas antipersona que se realizará en el puerto colombiano de Cartagena (norte) entre el 29 de noviembre y el cuatro de diciembre próximos.A la conferencia asistirán entre 1.000 y 1.200 delegados de los 156 países que se han adherido a la Convención, así como de diversos organismos de la ONU y representantes de ONGs que tienen que ver con el tema.

Más noticias

0 Comentarios