En la frontera de Colombia y Venezuela rechazan discurso de guerra de Chávez

Dirigentes empresariales y otros ciudadanos en la zona de la frontera entre Colombia y Venezuela rechazaron el martes declaraciones del presidente venezolano Hugo Chávez sobre la necesidad de prepararse para una guerra con Colombia.

Dirigentes empresariales y otros ciudadanos en la zona de la frontera entre Colombia y Venezuela rechazaron el martes declaraciones del presidente venezolano Hugo Chávez sobre la necesidad de prepararse para una guerra con Colombia."Si seguimos siendo pasivos, complacientes y tolerantes, estos irresponsables nos van a llevar a un conflicto", aseguró a la AFP el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de San Antonio, el venezolano José Rozo."Ellos están preparados para hacer la guerra y nosotros la paz", agregó el dirigente, al hacer un llamado para que los comerciantes y voceros del sector económico de los dos países, que "son los que han hecho la integración, pongan un grano de arena" para evitar un conflicto."Todos tenemos que poner un grano de arena, inclusive los medios de comunicación, especialmente en Colombia, en donde todos los días le echan más combustible a la situación, sino vamos a terminar en un conflicto", agregó.El dirigente empresarial consideró que el momento "es alarmante", aunque precisó que la situación de crisis aún no llega a la gravedad de los años 80, cuando los dos países estuvieron a punto de ir a la guerra por el diferendo en la delimitación de aguas marinas y submarinas en el Golfo de Venezuela.El presidente Chávez afirmó el domingo que Estados Unidos podría agredir a Venezuela desde Colombia, luego de que Washington y Bogotá suscribieron un acuerdo que permite a militares norteamericanos usar siete bases en territorio colombiano para combatir el narcotráfico."No perdamos un día en nuestra principal misión: Prepararnos para la guerra y ayudar al pueblo a prepararse para la guerra, porque es responsabilidad de todos", dijo Chávez.Pero esa declaración fue desestimada por ciudadanos colombianos y venezolanos a ambos lados de la frontera, considerada como la más activa de Sudamérica.En medio de la tensión que se vive en la zona en las últimas semanas, un joven que, como la mayoría pidió no ser identificado, dijo a la AFP que "Chávez lo que busca es enredar" para que la gente "se olvide de cómo estamos, sin agua, sin luz y sin lo necesario para comer".Una comerciante que rechazó dar su nombre señaló que "no sé qué es lo que están pensando allá arriba, porque no quiero saber de nada de eso, pero con Chávez hay que tener cuidado".De la misma manera Gerardo, un taxista colombiano que transporta pasajeros entre el aeropuerto y la ciudad de Cúcuta, aseguró que "mientras (el presidente colombiano, Alvaro) Uribe siga mandando, las cosas no van a mejorar"."Ni Chávez, ni (el mandatario ecuatoriano Rafael) Correa, pueden con Uribe, así que si no se va, las cosas seguirán igual y empeorando", agregó.Tras la declaración de Chávez, el gobierno de Colombia señaló que no hará "ningún gesto" hostil a los países vecinos, pero indicó que ha decidido acudir a la Organización de Estados Americanos y al Consejo de Seguridad de la ONU.

Más noticias

0 Comentarios