Colombia: Uribe expresa preocupación por rebrote de violencia en Medellín

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, expresó el sábado su preocupación por el rebrote de la violencia en la ciudad de Medellín (noroeste), donde operan narcotraficantes, grupos armados ilegales y pandilleros juveniles, y reiteró su rechazo a la legalización de las drogas.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, expresó el sábado su preocupación por el rebrote de la violencia en la ciudad de Medellín (noroeste), donde operan narcotraficantes, grupos armados ilegales y pandilleros juveniles, y reiteró su rechazo a la legalización de las drogas."No puedo ocultar la enorme preocupación de que después de que habíamos bajado el asesinato (...) este año tengamos un recrudecimiento", dijo Uribe ante las autoridades y algunos habitantes de Medellín, la segunda ciudad de Colombia que en 2010 acogerá los XI Juegos Deportivos Sudamericanos.Añadió que su gobierno, las autoridades regionales y los organismos de seguridad deben "hacer todos los esfuerzos para enfrentar exitosamente esta situación" a partir de la prevención de la criminalidad y la lucha policíaca y judicial contra los delincuentes.Diversos expertos señalan que el rebrote de la delincuencia en Medellín y otras localidades del departamento (provincia) de Antioquia se debe a la operación de 'mandos medios' de bandas de narcotraficantes cuyos jefes fueron arrestados o extraditados, al creciente consumo de drogas, la proliferación de armas de fuego y la pobreza, entre otros factores.Uribe, quien desde su llegada al poder en 2002 puso en marcha una política de 'seguridad democrática' contra las guerrilleros izquierdistas, los paramilitares de derecha, los narcotraficantes y otros delincuentes, señaló que le "preocupa mucho" el contrabando de armas y el tráfico de narcóticos al menudeo."Aquí (en Medellín) se ha hecho un gran esfuerzo con el desarme, y sin embargo ese esfuerzo no se ha traducido en una disminución del homicidio", enfatizó.El presidente colombiano también reiteró su rechazo a la legalización de las drogas porque ello, a su juicio, exacerba la delincuencia en vez de erradicarla."El mundo dice hoy que hay que legalizar la droga. ¿Por qué? Si la tenemos legalizada con la legalización del consumo", dijo Uribe.Añadió que resulta "muy difícil" combatir el tráfico al menudeo de drogas en Medellín, sede del desvertebrado cártel de la cocaína que dirigía el fallecido capo Pablo Escobar, y otras ciudades colombianas porque en el país no es delito llevar consigo la 'dosis personal' de marihuana, cocaína y otras sustancias.Uribe dijo que por ello insta al Congreso colombiano "a que sin dilaciones culmine la aprobación del acto legislativo (enmienda constitucional) que declare nuevamente ilegal las drogas en todas sus fases: la producción, la distribución y el consumo"."Declarar ilegal las drogas no es para llevar a los adictos a la cárcel, es para facilitar la llevada a la cárcel de los distribuidores que corrompen la juventud, de los distribuidores que a través de la droga están haciendo que un niño pase de la ilusión de la vida al fango de la conducta criminal", señaló.Colombia es considerado el primer productor mundial de cocaína y un importante proveedor de heroína a Estados Unidos y Europa.

Más noticias

0 Comentarios