Colombia e Irán retrasan bajo la lluvia el pase a octavos y Holanda revive

En una jornada con mucha lluvia y poco fútbol, Colombia e Irán aplazaron su clasificación a octavos de final con un empate sin goles (0-0) en Calabar, mientras que Holanda se recuperó de la primera derrota con una valiosa victoria sobre Gambia (2-0) en Enugu.

En una jornada con mucha lluvia y poco fútbol, Colombia e Irán aplazaron su clasificación a octavos de final con un empate sin goles (0-0) en Calabar, mientras que Holanda se recuperó de la primera derrota con una valiosa victoria sobre Gambia (2-0) en Enugu.Costa Rica y Turquía vieron aplazado al jueves su enfrentamiento después de ser interrumpido con 0-0 a los veinte minutos, en un partido que ya había comenzado con hora y media de retraso por las intensas precipitaciones, que obligaron a parar durante una hora el Nueva Zelanda-Burkina Faso (1-1) previo.El barro, la lluvia, los problemas con el drenaje y la meritoria labor de los operarios de los estadios para acondicionar el césped encharcado fueron los protagonistas absolutos de la jornada más deslucida del torneo, con la vista más puesta en el cielo que en la evolución de los jóvenes jugadores en el campo.Colombianos e iraníes, ganadores en sus respectivos compromisos de la primera fecha, llegaban al encuentro con el objetivo de que una segunda victoria les colocara automáticamente entre los dieciséis mejores, pero la igualada les deja con cuatro puntos, uno por delante de los holandeses.En el desenlace del grupo, previsto para el sábado, los sudamericanos medirán fuerzas ante la teóricamente asequible Gambia, mientras que los campeones asiáticos y el conjunto 'Oranje' protagonizarán un pulso de pronóstico incierto."En la primera parte tuvimos ocasiones, y debimos haber marcado, en la segunda todo cambió, con toda la lluvia y unas condiciones nada buenas. Con el campo en este estado, ningún equipo podía ganar. Por eso nos contentamos con el punto logrado", reconoció el técnico de Colombia, Ramiro Viáfara.El partido no tuvo mucha historia y ambos conjuntos mantuvieron el equilibrio a lo largo de la primera parte, aunque los sudamericanos dispusieron de las mejores oportunidades para abrir el marcador, aprovechando las fisuras de la zaga persa.La atípica segunda mitad apenas tuvo grandes oportunidades y Colombia mostró una imagen conservadora, sin asumir excesivos riesgos y confiando arriba en la velocidad de Wilson Cuero, que volvió a dar muestras de que es una de las figuras del equipo.Entre la desidia general y el desencanto de la lluvia, la buena noticia para Colombia fue la actuación del volante Stiveen Mendoza, uno de los pocos que demostraron hambre de gol y que buscaron la clasificación con olfato 'matador'.Por su parte, Holanda recondujo su búsqueda de los octavos y logró un importante y merecido triunfo sobre Gambia, que plantó batalla pero no pudo evitar su segundo patinazo en la competición, quedando ya al borde de la eliminación.Luc Castaignos adelantó a los 'Oranje' en el minuto 19, rematando un centro de Zakaria Labyad, pero el capitán Ebrima Bojang igualó en el 26, transformando un penal tras una caída de Lamin Sarjo Samateh en el área. En la segunda mitad, Tom Boere (70) deshizo la igualdad y dio los tres puntos a su equipo.En el grupo D, Turquía tenía la oportunidad de garantizarse la clasificación ante Costa Rica, pero el aplazamiento al jueves de su encuentro con los costarricenses evitó la consecución de su objetivo.El partido quedó parado en el minuto 20, por la fuerte lluvia caída en poco tiempo sobre Enugu, que encharcó el césped artificial del estadio. Hasta este momento, Costa Rica había resistido el empuje otomano e incluso Joel Campbell y Juan Golobio llegaron a inquietar la meta rival.En el duelo de 'cenicientas', Nueva Zelanda y Burkina Faso repartieron puntos con una igualada a uno y apurarán sus opciones en la tercera y decisiva jornada.

Más noticias

0 Comentarios