Colom eleva salario mínimo en Guatemala pese a rechazo de los empresarios

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, decretó un aumento de 14 dólares mensuales en el salario mínimo de los trabajadores, luego de que una comisión tripartita no alcanzara un consenso por el rechazo del sector empresarial, que también se opone a una reforma fiscal.

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, decretó un aumento de 14 dólares mensuales en el salario mínimo de los trabajadores, luego de que una comisión tripartita no alcanzara un consenso por el rechazo del sector empresarial, que también se opone a una reforma fiscal.El salario mensual de los trabajadores agrícolas y no agrícolas será equivalente a 187 dólares y el de los del sector de maquila a 173 dólares, según el decreto publicado este miércoles en el Diario de Centro América (oficial) y calificado por Colom como "histórico"."He decidido que los tres niveles de salario, agrícola, no agrícola y maquila, sea aumentado en cuatro quetzales (48 centavos de dólar) diarios por trabajador y trabajadora a partir del primero de enero del 2010", declaró el gobernante socialdemócrata en un mensaje a la nación la noche del martes.La medida generó inmediatamente el rechazo de organizaciones empresariales e indígenas: las primeras alegaron que elevará los costos de las empresas en tiempos de crisis económica, y las segundas que el incremento es insuficiente.Colom, que ha tenido roces con los empresarios y la oposición derechista por su intento de aprobar una reforma fiscal para aumentar la recaudación, dijo que decidió el aumento salarial considerando la devaluación, que ha favorecido a los exportadores, y la estabilidad en los precios de la energía eléctrica."La medida a mediano plazo se traducirá a un aumento a los precios de los productos. Independientemente de cuánto sea, es una medida política. Lo que deben hacer es promover el empleo y la inversión en el país", alegó el influyente empresario Tomás Dougherty."Ahora las personas (los trabajadores) tendrán que ser más eficientes para sobrevivir y cuidar su empleo", advirtió el empresario Rolando Figueroa, dirigente de la Asociación de Vestuarios y Textiles.En contraposición, el dirigente Domingo Hernández, de la Coordinadora y Convergencia Nacional Maya Waquib'kej, afirmó que el aumento era "simbólico", pues no resolvería las necesidades de los trabajadores, en un país donde la mayoría de la población vive en la pobreza."Ciento veinte quetzales (14 dólares al mes de aumento) no van a resolver la crisis de la gente. Se necesita hacer un esfuerzo para mejorar la producción y salir adelante", subrayó Hernández.Luego del fracaso de la comisión tripartita, gremios empresariales habían pedido a Colom que no elevara el salario mínimo, pero el mandatario advirtió que lo haría por decreto.

Más noticias

0 Comentarios