Clima: proyecto de declaración política listo para el viernes en la mañana

Los jefes de Estado y ministros de un grupo representativo de 28 países se reunirán de nuevo el viernes a las 08H00 (07H00 GMT) en Copenhague para estudiar un proyecto de declaración política contra el calentamiento climático, declararon diplomáticos a la AFP tras una reunión nocturna al margen de la conferencia sobre el clima de la ONU.

Los jefes de Estado y ministros de un grupo representativo de 28 países se reunirán de nuevo el viernes a las 08H00 (07H00 GMT) en Copenhague para estudiar un proyecto de declaración política contra el calentamiento climático, declararon diplomáticos a la AFP tras una reunión nocturna al margen de la conferencia sobre el clima de la ONU."Los consejeros siguen trabajando a las 03H00 (02H00 GMT) para redactar un proyecto de acuerdo político que será presentado a los jefes de Estado a las 08H00", explicó un diplomático al salir de una reunión a puerta cerrada de más de tres horas entre los dirigentes y ministros de al menos 28 países."Todo el mundo ha comprendido que es necesario sacar un texto mañana (viernes)", explicó la fuente."La idea es tener un acuerdo político lo más rápidamente posible, pero eso va a seguir siendo duro", añadió.Dicha declaración deberá mencionar la necesidad de limitar el calentamiento a 2º C por encima de los niveles pre-industriales, y para lograrlo, establecer los objetivos de reducción de las emisiones de gas con efecto de invernadero de los países industrializados a mediano plazo (2020) y para el conjunto de los países hacia 2050.Una vez que estas cifras sea determinadas en la declaración política, deberán ser reportadas a los proyectos de acuerdo negociados bajo los auspicios de la ONU, precisó la misma fuente.Por los países industrializados asistieron a la reunión Estados Unidos (Hillary Clinton), Japón, Australia, Rusia y Noruega. Por la Unión Europea, además de la Comisión Europea, formaban parte de los trabajos Dinamarca (Lars Loekke Rasmussen), Alemania (Angela Merkel), Gran Bretaña (Gordon Brown), Francia (Nicolas Sarkozy), Suecia (Fredrik Reinfeldt), España, Polonia y la Comisión Europea (José Manuel Barroso).Por los países emergentes figuraban China, India, México (Felipe Calderón), Sudáfrica, Brasil (presidente Luiz Inacio Lula da Silva) y Corea del Sur.También asistió Arabia Saudita, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).Sudán representaba al grupo G-77, coalición de países en desarrollo, Granada y las Maldivas formaban parte del cónclave nocturno por la Alianza de Pequeños Estados Insulares (AOSIS), Argelia y Etiopía representaban a Africa, Lesoto al grupo de países menos desarrollados, Indonesia y Colombia y finalmente Bangladesh, país particularmente vulnerable al cambio climático.Los jefes de Estado entraron oficialmente en escena el jueves en la cumbre sobre el clima de Copenhague con esa reunión nocturna para buscar un impulso político que permitiese evitar el fracaso de una negociación enzarzada en las divergencias.Tras una cena con la reina Margarita de Dinamarca, los jefes de Estado y ministros de ese grupo representativo de 28 países se reunieron en torno al secretario general de la ONU Ban Ki-moon."Brasil y Francia harán propuestas que tendrán en cuenta el trabajo ya realizado. No se trata de que nosotros remplacemos lo que se ha hecho, sino de que propongamos un texto con los principios políticos", había explicado previamente el presidente francés Nicolas Sarkozy.Los líderes parecían responder al llamado del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. "Hay más de 130 dirigentes mundiales reunidos aquí. Si no pueden lograr un acuerdo, ¿quién podrá conseguirlo?", se preguntó. "Nos quedan sólo 24 horas", insistió.Paralizada durante varios días por cuestiones de procedimiento, la negociación debía acelerar el ritmo para recuperar el tiempo perdido, explicó la secretaria de Estado de Cambio Climático española, Teresa Ribera.Gran parte del estancamiento fue fruto de divergencias entre China y Estados Unidos, cuyo presidente, Barack Obama, debe llegar este viernes.El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, dijo confiar en que Obama anuncie "algo más" cuando llegue a la cumbre.En Copenhague, el vicecanciller chino, He Yafei, lanzó una advertencia: "Deberíamos reducir nuestras diferencias, de lo contrario nos enfrentamos a un fracaso"."Ni Estados Unidos ni China pueden fallar en esta cita histórica, ni Estados Unidos ni China pueden eludir su responsabilidad ante el mundo", los exhortó el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.También el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, lanzó una advertencia a sus homólogos: "Esta conferencia no es un juego en el que cada uno puede esconder sus cartas en la manga", afirmó.Uno de los escollos de la negociación es la financiación para ayudar a los países en desarrollo a adaptarse a los efectos del cambio climático.

Más noticias

0 Comentarios