Cita de Cartagena se compromete con víctimas de minas bajo mirada de ONG's

La II Conferencia de Revisión del Tratado de Ottawa concluyó el viernes en Cartagena con ambiciosos compromisos políticos, que las ONG aplauden a la vez que velarán por su cumplimiento, con las víctimas de las minas antipersona y en la lucha contra esas armas.

La II Conferencia de Revisión del Tratado de Ottawa concluyó el viernes en Cartagena con ambiciosos compromisos políticos, que las ONG aplauden a la vez que velarán por su cumplimiento, con las víctimas de las minas antipersona y en la lucha contra esas armas."Es un paso adelante el que se ha dado en Cartagena. Lo decidido aquí es mucho más concreto que lo de Nairobi" (donde se cumplió la anterior reunión hace cinco años), dijo a la AFP Ayman Sorour, de la ONG internacional Fundación contra armamento y consecuencia de la acción contra minas.En el plan de acción acordado en Cartagena para los próximos cinco años indica que los 156 países signatarios de la Convención se "comprometieron" a integrar a las políticas gubernamentales la asistencia a las víctimas, asegurándose, en particular de que "tengan acceso a servicios especializados cuando los necesiten".Ese fue el principal llamado que hizo la presidenta de la Conferencia, la embajadora noruega Susan Eckey, en el acto de inauguración el domingo. La misma preocupación expresó en Cartagena la Alta Comisionada Adjunta de la ONU para los Derechos Humanos, Kyng-wha Kang."Hemos avanzado sobre muchos aspectos, pero respecto a las víctimas, se hace necesario brindar una asistencia a lo largo de sus vidas. Sin embargo, los Estados están utilizando más el dinero para el desminado", explicó a la AFP Jody Williams, que impulsó la Convención y obtuvo en 1997 el premio Nobel de Paz con la ONG Campaña internacional contra las minas antipersonas (ICBL).La convención de Ottawa ha permitido hasta ahora la destrucción de 42,3 millones de minas y reducido el número de víctimas a un promedio anual de entre 5.000 y 7.000, lo que para la Nobel de Paz es lo "más importante" que ha dejado la Convención en 10 años de vigencia.El Tratado de Ottawa que prohíbe el uso, fabricación y transferencia de minas antipersona y compromete a sus signatarios a destruir las reservas de esos explosivos y desminar sus territorios, aún no ha sido firmado por 39 países, entre ellos grandes potencias como Estados Unidos, China, India, Israel.Sin embargo, Eckey destacó la asistencia a esta reunión de delegaciones observadoras de Estados Unidos, China y Rusia, entre 19 que se hicieron presentes en esa condición.Según Kasia Verlicka, del ICBL, el denominado 'Plan de acción de Cartagena', da prioridad a las víctimas, al definir la asistencia que deben recibir.Según explicó a la AFP, los países se comprometieron a nombrar un encargado a nivel gubernamental para coordinar las acciones de asistencia. Esa asistencia se elevó a la categoría de derechos humanos, agregó.Eckey afirmó que con esta conferencia "hemos logrado lo que queríamos respecto al enfoque en las víctimas. Eso era lo más importante para nosotros".Los avances alcanzados en Cartagena los reconoce también la activista Ayman Sorour, pero advierte que "lo más importante es que esos compromisos se vean reflejados en el terreno".Pero el dinero es el gran obstáculo que surge para llevar a cabo esos planes.El director del proyecto de acción integral de minas antipersonas de la ONU, Maxwell Kerley dijo en Cartagena que el organismo requiere 600 millones de dólares para realizar su plan en 2010 y hasta ahora sólo cuenta con 24 millones.Dos Estados ofrecieron ayuda concreta en la conferencia de Cartagena: Australia anunció 100 millones de dólares australianos (91 millones de dólares estadounidenses) durante los próximos cinco años, y Holanda, 30 millones de euros (44,5 millones de dólares) para dos años.Es por ello que Sorour instó a las ONG que luchan desde diferentes aspectos contra las minas antipersona a "trabajar realmente juntas, como bajo un solo paraguas" en la vigilancia de esos compromisos políticos. "Son sólo compromisos políticos que se deben poner en práctica", insistió.

Más noticias

0 Comentarios