Cineasta Isabel Coixet presentó su película "Mapa de los sonidos de Tokio"

La cineasta española Isabel Coixet, que ha realizado una gran parte de su filmografía fuera de España, se siente "más libre a 10.000 km de casa", según reconoció en la presentación de su última película, "Mapa de los sonidos de Tokio", el lunes por la noche en París.

La cineasta española Isabel Coixet, que ha realizado una gran parte de su filmografía fuera de España, se siente "más libre a 10.000 km de casa", según reconoció en la presentación de su última película, "Mapa de los sonidos de Tokio", el lunes por la noche en París."Barcelona es mi ciudad y para mí tiene esa cosa de la cotidianidad, la verdad es que me siento más libre a 10.000 km de casa", admitió Coixet, que ha rodado varias de sus películas en Estados Unidos, Canadá, Francia y ahora Japón."Cuando escribí la película era la quinta vez que iba a Japón y empezaba a sentirme muy cómoda en esa cultura", explicó la directora a la AFP tras la proyección, organizada por la asociación "Espagnolas en París" en el barrio más hispano de la capital francesa, Passy, a poco metros de la torre Eiffel."Lo que me gusta de Japón es esa mezcla, un poco como ocurre en nuestra propia cultura, de la prudencia y del ardor, en la que de repente hay algo sensual que lo destruye todo, saliéndose de las pautas y de la educación", afirma la cineasta.Protagonizada por el español Sergi López y la japonesa Kinko Kikuchi --a la que el cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu lanzó a la fama en 2006 con "Babel"-- "Mapa de los sonidos de Tokio" relata una imposible historia de amor.López interpreta a David, un español afincado en Japón, donde tiene un comercio de vinos. Kikuchi, a Ryu, una asesina a sueldo contratada para matarlo y que acaba enamorándose de él."Los personajes juegan a ser otros, porque no quieren enfrentarse a quienes en realidad son", explicó Coixet a la AFP. "Lo que más me gusta son las escenas de sexo de la película, porque es el único momento en el que son ellos mismos, el único momento en el que sonríen y están contentos", agrega.La película --que su directora define como "una hermosa aventura, una carta de amor a Tokio, una ciudad que me encanta"--, fue íntegramente filmada en japonés y en inglés."La cuestión del idioma no es importante", asegura Coixet, "lo importante son los actores, los directores no somos nada sin ellos". "Kinko no hablaba bien inglés pero desde el primer momento nos entendimos sin problemas, es una actriz excepcional".La historia la relata un técnico de sonido, único amigo de la solitaria Ryu, inspirado en un personaje real que Coixet conoció durante uno de sus viajes a Tokio."Era una persona que a través de los sonidos quería apropiarse de los seres y de los lugares y que sabiendo sin embargo que eso era imposible había aprendido a aceptar ese fracaso", recuerda."En esta película los sonidos, además de algo técnico, son emociones, son recuerdos, son sentidos, frío, calor, son como un personaje más", explicó en una charla con el público tras la proyección Fabiola Ordoyo, una de las responsables de la banda original.La película, estrenada en España a finales de agosto, lo será esta semana en Suecia y el próximo mes en Japón. Le seguirán Estados Unidos, Alemania, Italia y Rusia, pero de momento todavía no tiene distribución en Francia, donde ya se pudo verse en la última edición del festival de Cannes, precisó Coixet.Antes de la proyección de "Mapa de los sonidos de Tokio", Espagnolas en Passy organizó un breve homenaje al cineasta y periodista franco-español Christian Poveda, director del documental "La Vida Local" sobre las maras en El Salvador, asesinado por una de ellas a principios de septiembre.La actriz y directora de origen portugués Maria de Medeiros presentó su cortometraje "Mathilde au matin" (2004), cuya fotografía corrió a cargo de Poveda.

Más noticias

0 Comentarios