Cierra la única central nuclear de Lituania, de la era soviética

La única central nuclear de Lituania paró su actividad el jueves antes de medianoche, en virtud de un acuerdo entre Vilnius y la Comisión Europea, anunció a AFP su director, Viktor Sevaldin.

La única central nuclear de Lituania paró su actividad el jueves antes de medianoche, en virtud de un acuerdo entre Vilnius y la Comisión Europea, anunció a AFP su director, Viktor Sevaldin.A las 23H00 locales (21H00 GMT), el segundo reactor de la central de Ignalina (este del país), que suministraba el 70% de la electricidad consumida por este pequeño país báltico de 3,3 millones de habitantes, dejó de funcionar "como estaba previsto", declaró Sevaldin por teléfono.Bruselas había exigido como condición a la adhesión de Lituania a la Unión Europea en mayo de 2004 el cierre de esta central de la era soviética. El primer reactor dejó de funcionar el 31 de diciembre de 2004.El cierre de la central, abierta hace 26 años y del mismo tipo que la que explotó en Chernobyl (Ucrania) en 1986, tendrá como efecto inmediato una subida en las tarifas de la electricidad en Lituania y el incremento de la dependencia energética de esta ex república soviética hacia Rusia.Lituania está inmersa en una grave crisis económica, y su gobierno estima en un 15,2% la caída del producto interior bruto en 2009, mientras los economistas no prevén crecimiento para 2010.Lituania deberá ahora reconciliarse con las viejas centrales eléctricas que funcionan con fuel oil o bien depender del gas de Rusia, país con el que mantiene relaciones agitadas.Rusia está acusada a menudo de utilizar la energía como medio de presión. En julio de 2006, interrumpió el suministro de petróleo a Lituania con el argumento de que debía reparar el oleoducto de Drujba.Pero Lituania sospechó que esté parón se debía a represalias del Kremlin por haber cedido la refinería de Mazeikiu, la única de los países bálticos, al grupo polaco PKN Orlen. Moscú quería que volviera a una sociedad rusa.Herencia del periodo soviético, Lituania no está todavía conectada a las redes eléctricas del oeste europeo. Estonia y Ucrania se comprometieron a suministrarle electricidad a partir del 1 de enero. La electricidad ucraniana pasa a través de las redes rusas.El país prevé conectarse a las red sueca y polaca, lo que le permitiría importar electricidad de otros miembros de la Unión Europea.

Más noticias

0 Comentarios