Cientos de seguidores de Castro rechazan protestas opositoras en Día de DDHH

Cientos de partidarios del gobierno cubano rechazaron a gritos y empujones una marcha de 40 esposas de presos políticos y una protesta de una decena de opositores en La Habana, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, constató un periodista de la AFP.

Cientos de partidarios del gobierno cubano rechazaron a gritos y empujones una marcha de 40 esposas de presos políticos y una protesta de una decena de opositores en La Habana, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, constató un periodista de la AFP.El presidente de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos, Elizardo Sánchez, al lamentar la "violencia represiva" en esta fecha, calculó en unos diez los opositores que trataron de protestar en un parque y fueron detenidos por varias horas, y denunció agresiones físicas leves contra las llamadas Damas de Blanco.De su lado, funcionarios del gobierno destacaron en los medios de comunicación -todos bajo control estatal- los logros de la educación y salud, gratuita, como muestra de respeto de los derechos humanos en Cuba.Vestidas de blanco, las esposas y madres de 75 opositores detenidos y condenados en 2003 recorrieron kilómetros repartiendo copias de la Declaración Universal de los Derechos Humanos hasta llegar al Museo de la Revolución, donde soltaron palomas al grito de "libertad".Pero seguidores del gobierno las sacaron a empujones del predio del Museo y, rodeándolas por completo, las llevaron por varias calles a concluir la marcha en la casa de la líder del grupo, Laura Pollán, de donde había partido más de dos horas antes la marcha."íAbajo los yanquis!, "Mercenarias", "íPin pon fuera, abajo la gusanera!", "íLa calle es de los revolucionarios!" y "íViva Fidel y Raúl!", gritaron a las mujeres, quienes el miércoles también marcharon por las calles de La Habana repudiadas por los seguidores del gobierno.Agentes de seguridad vestidos de civil y dotados de equipos de comunicación, rodearon -al igual que el miércoles- a las Damas de Blanco para evitar mayores agresiones. "No le podemos permitir que tomen las calles, porque son unas mercenarias", dijo una joven que se identificó como "una revolucionaria más del pueblo".En otro sector de la ciudad, agentes de seguridad, también de civil, impidieron a opositores concentrarse en un céntrico parque del barrio El Vedado, donde disidentes se manifestan esta fecha por los derechos humanos.Mientras simpatizantes del gobierno les gritaban, los disidentes fueron obligados a subir en vehículos; mientras que un diplomático británico, que acudió a la protesta, recibió empujones y debió salir intempestivamente del lugar.Pollán, esposa del opositor Héctor Maceda -del grupo de los 75 y condenado a 20 años-, explicó que la marcha fue convocada para exigir al gobierno de Raúl Castro la libertad de sus familiares y que ratifique dos pactos de derechos humanos que firmó en 2008."Mientras no se ratifiquen no hay compromiso ante la comunidad internacional de que no se violarán", apuntó.En un programa de televisión dedicado al Día de los Derechos Humanos, el vicecanciller Abelardo Moreno recordó que "a principios de año Cuba pasó con éxito el proceso del Examen Periódico Universal de los Derechos Humanos"."Cuba fue reconocida como uno de los países que contribuyen a la promoción y desarrollo" de esas libertades en el mundo, aseguró Moreno.La comisión presidida por Sánchez -que opera con tolerancia del gobierno- cifra en 200 los presos políticos, pero el Gobierno no los reconoce sino que los considera mercenarios de Washington.

Más noticias

0 Comentarios